Palabras del Dr. Jorge Vázquez Ramos, durante la toma de posesión como director de la Facultad de Química para el periodo 2015-2019

Junio 2 de 2015, Salón de Directores de la FQ

Dr. Jorge Vázquez Ramos

Estimados integrantes de nuestra comunidad, profesoras y profesores, alumnos, personal administrativo, gracias por estar aquí presentes, en esta ceremonia significativa para la Facultad.

Señor Secretario General, gracias por estar aquí con nosotros, por las palabras que acaba de pronunciar, por ser el portavoz del Señor Rector.

Maestro Ramiro Domínguez, gracias por fungir estos días como Director interino.

Hace cuatro años tuve el gran honor de ser nombrado Director de la Facultad, luego de que a la Junta de Gobierno le pareció convincente mi proyecto de trabajo. Constituyó un gran reto dirigir a una comunidad excelente académicamente hablando, exigente, plural y con visiones diferentes, porque ésta es una comunidad que cifra su fuerza en la academia, en la docencia, en la vinculación y la difusión de la ciencia, tal y como nos exige la Universidad.

El aprendizaje fue vertiginoso, porque estábamos inmersos en las celebraciones por el Año Internacional de la Química y el 95 Aniversario de la Fundación de nuestra Facultad. El entonces Director tuvo a bien encomendarnos esta tarea. De ello han pasado cuatro años que no han sido fáciles, pues han significado un intenso trabajo.

En esta ocasión la Junta de Gobierno entrevistó a una terna que compitió intensamente. No puedo sino agradecer profundamente la participación de los doctores Juventino García Alejandre y Jesús Gracia Fadrique, quienes hicieron efectiva la indicación del señor Rector durante mi último Informe del periodo anterior, de que viviéramos una jornada universitaria digna de esta Facultad y se cumplió con dicho cometido.

Agradezco el apoyo de mis colegas. Entiendo perfectamente el compromiso que supone dirigir esta Institución durante otros cuatro años. Si bien el reto es enorme y en ocasiones, pareciera una tarea titánica, el apoyo de la comunidad y su solidaridad son esenciales para desarrollar el trabajo de excelencia que la caracteriza. Ésa es una enseñanza que he obtenido de este proceso.

Me siento profundamente respaldado por esta comunidad, por su planta académica y su planta laboral, y gracias a ello alcanzaremos todos los objetivos que nos hemos propuesto. Tengo enormes responsabilidades, así lo entiendo y así me lo hizo notar la Junta de Gobierno, así me lo ha dicho el Rector. En mí está que la Facultad transite por una vía de avance continuo.

No podemos, bajo ninguna circunstancia, detenernos a contemplar qué buenos somos, porque en cuanto lo hagamos perderemos exactamente esa gran virtud. Esta Facultad mira a cumplir sus primeros 100 años y como resultado debe ser mejor y diferente.

Ello implica el que trabajemos en conjunto, en armonía, para que los 100 años y los que vienen sean de éxito. Por ello es fundamental el remozamiento de la planta académica. Debemos lograr que los jóvenes docentes recién contratados y los demás que contrataremos en los siguientes meses, se sumen al esfuerzo que realizamos con todo el entusiasmo y el dinamismo que caracterizan a la juventud.

Esta Facultad debe renovarse y ello sólo es posible con estos académicos jóvenes que estamos contratando. Hay que hacer todo el esfuerzo para que ese grupo se integre rápido e intensamente, y pronto dirija los destinos de esta Facultad. Sería un enorme error si no nos comprometemos con esta renovación que requiere nuestra Institución.

También tenemos un enorme compromiso con nuestros estudiantes. Si bien la docencia es nuestra vida, el siguiente paso es entender a nuestros estudiantes, pues tenemos grupos humanos que vienen de situaciones altamente complejas. Debemos aproximarnos a ellos.

Hay muchas acciones que debemos llevar a cabo colegiada y departamentalmente y con las coordinaciones de posgrado. Todos debemos trabajar intensamente para incluir al mayor número de jóvenes a este esfuerzo que nos requiere la Facultad, también para incorporar las novedosas metodologías de la información, para que las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) sean ya parte integral de nuestra forma de actuar, para ello deberemos actualizarnos y por supuesto, apoyar a la investigación continuamente, para que sigamos siendo más productivos como investigadores también.

Además, deberemos reforzar la vinculación, porque sin ella no podremos obtener los recursos necesarios para fortalecernos como una Facultad de excelencia, y potenciar el apoyo de la Federación y de la propia UNAM. Porque debemos recordar que sin ingresos extraordinarios no podemos caminar hacia los derroteros que nos hemos planteado.

En fin, tenemos enormes retos y debemos afrontarlos y resolverlos. Ello sólo se puede lograr si toda esta comunidad, en la mayor armonía y con la mayor solidaridad, trabaja en pro de siempre tener todos los recursos que requiere para seguir siendo grande.

Por último, quiero agradecer al Dr. Bárzana todo el apoyo que nos ha dado desde la Secretaría General. Esta Facultad se siente muy agradecida con el señor Secretario General.

Agradezco a todos, a cada uno de ustedes y, en especial, a mi esposa y a mis hijos, que me acompañan en este día.

“Por mi Raza hablará el Espíritu”.

20150602_7087.jpg