Celebra 30 años de egreso la Generación 1984-1988

Convocados por la Asociación de Egresados

Cerca de cien egresados de la Generación 1984-1988 de la Facultad de Química se reunieron en su Alma mater, para conmemorar el 30º aniversario de su paso por las aulas y sumarse a las actividades que esta entidad realiza para vincularse con el sector industrial, en beneficio de la sociedad mexicana.

Esta reunión se realizó el pasado 13 de abril en el Auditorio D de la Facultad, en donde estuvieron acompañados por el Director de la FQ, Jorge Vázquez, y los padrinos correspondientes a cada una de las carreras que se ofertan en esta Institución.

En este encuentro, convocado por la Asociación de Egresados, Vázquez Ramos informó que la Facultad ha hecho de todo para vincularse e incidir en el sector industrial público o privado: “Esto se hace manifiesto porque contamos con un Patronato, agrupación de egresados exitosos, quienes buscan conseguir recursos y contactos. Ejemplo del trabajo de esta asociación fue la construcción del Edificio Mario Molina, así como las cátedras extraordinarias con dos Premios Nobel de Química: Mario Molina y Ada Yonath”, puntualizó.

En este sentido, invitó a los egresados a sumarse al Patronato: “Todo aquel que quiera ser miembro de esta agrupación y colaborar con la Facultad de Química es bienvenido. Tenemos que fortalecerlo con gente que nos siga posicionando como una Facultad que puede resolver problemas”.

Jorge Vázquez refirió a los asistentes que esta Facultad ha experimentado cambios significativos pues, en la actualidad, ofrece programas de tutorías y asesorías para los estudiantes de los primeros semestres. Asimismo, otorga becas alimentarias y de transporte para los jóvenes universitarios que atraviesan por una situación económica adversa, al ser uno de los problemas que incrementaba el índice de deserción, indicó.

Además, agregó el Director, la mayoría de los profesores de tiempo completo cuenta con maestría y doctorado, y los docentes que actualmente se contratan tienen el grado de doctor y, al menos, dos años de posdoctorado.

Finalmente, Vázquez Ramos señaló que la Facultad de Química es una Institución que hace investigación básica y forma recursos humanos de primer nivel; además puede hacer investigación aplicada y brindar servicios excelentes.

“Ésta es una nueva Facultad, quizá no es aquella en la que cursaron sus estudios. Su visión actual es tener mayor vinculación. Es una Facultad que creció, de los Edificios A, B, C y D, a otros como el E, F, G, H, la sede en Sisal, Yucatán, y en Monterrey. Cuenta con mil 150 académicos, 890 administrativos, 8 mil alumnos de licenciatura, 550 alumnos de posgrado y muchas ganas de hacer las cosas bien”, concluyó.

Padrinos

En este marco, la académica Lena Ruiz Azuara, madrina de la carrera de Química, dijo que esta reunión tuvo como objetivo recordar una fecha importante y compartir experiencias y anécdotas de la época estudiantil, además de compartir 30 años de vida profesional: “Este día es para celebrar por reencontrarse y volver a compartir la amistad que forjaron en la Universidad, la cual es una de las más sólidas en la vida”.

En tanto, Carlos Arganis, integrante de la Generación, dio la bienvenida a sus compañeros de Ingeniería Química Metalúrgica, donde expresó su entusiasmo por reencontrarse en su casa de estudios.

Durante su presentación, Martín Hernández Luna, académico de la Facultad y padrino de la carrera de Ingeniería Química, apuntó que la formación en esta licenciatura muestra la versatilidad de la profesión: “Encontramos ingenieros químicos en los lugares más insospechables, con gran éxito”.

En su oportunidad, Rachel Mata, Profesora Emérita de la FQ y madrina de la carrera de Química Farmacéutico Biológica (QFB), orientación Farmacia, le dijo a los presentes: “a lo largo de estos años han cumplido con su protesta universitaria y todo lo que aprendieron en la Facultad, aunado a su sentido de responsabilidad, iniciativa, formación continua y experiencia ha sido de gran beneficio para nuestra sociedad y, por ende, para México”.

Asimismo, Sergio Covarrubias, padrino de QFB, orientación Tecnología de Alimentos, señaló que es gratificante encontrar a integrantes de esta generación en la industria con una carrera consolidada. “Esta generación fue especial para los profesores de Tecnología de Alimentos, de la cual se seleccionaron a algunos estudiantes para participar en un programa de formación de profesores, pues ya estaba en puerta el nuevo plan de la licenciatura de Química de Alimentos. Estos jóvenes cursaron sus estudios de posgrado en el extranjero y ahora son investigadores en esta Facultad o en otro centro de investigación”, apuntó.

Por último, Raúl Nieto Camacho, padrino de QFB, orientación Bioquímica, cuestionó qué son 30 años: “apenas un suspiro en la escala cósmica, como decía Carl Sagan. En nuestra escala es mucho, en este lapso, nos fortalecimos, crecimos, aportamos, desarrollamos, entre otras cosas”.

“Estoy convencido que todos han alcanzado el éxito, el cual lo fundamentaron en principios morales, ética profesional, capacidad cognoscitiva y una enorme autoestima, pero sobre el éxito está el prestigio, el cual relaciona con el reconocimiento, estima por la sociedad o por un gremio. El prestigio es una reputación muy sólida y éste se logra cuando se combinan varios factores: la admiración, la confianza y el respeto. Creo que muchos de ustedes no sólo son exitosos, también son prestigiosos”, concluyó.

Yazmín Ramírez Venancio

También podría interesarte