Celebran el Primer Simposio de Farmacovigilancia en la FQ

Explican a los estudiantes la investigación en medicamentos

La seguridad de un medicamento se construye con base en el tiempo: comienza con la investigación de nuevas moléculas, los estudios preclínicos de farmacocinética, farmacodinamia y toxicidad, que son la base para decidir si se continúa con la investigación de una molécula, afirmó la académica de la Facultad de Química, Helgi Jung Cook.

Al dictar la conferencia La Farmacovigilancia de medicamentos biotecnológicos, actividad introductoria del Primer Simposio de Farmacovigilancia, Jung Cook explicó el ciclo de vida de un medicamento, el cual se compone de cuatro fases: la evaluación de seguridad y farmacocinética en humanos; las evaluaciones de eficacia y seguridad, la combinación con otros medicamentos; así como los riesgos-beneficios para decidir si la molécula es adecuada para emplearse en la práctica clínica y, por último, la Farmacovigilancia.

Organizado por la Sociedad Estudiantil de Químicos Farmacéuticos Biólogos (SEQFB) y con apoyo de la Coordinación de la Carrera de QFB, este encuentro se realizó los días 10 y 11 de enero en el Auditorio B de la FQ y contó con ocho conferencias impartidas por especialistas en el tema.

De manera breve, Helgi Jung refirió que la Farmacovigilancia se define en México como todas las actividades relacionadas con la detección, evaluación, comprensión y prevención de los eventos no deseados, las sospechas de reacciones adversas y dichas reacciones, los eventos supuestamente atribuibles a la vacunación o inmunización, o cualquier otro problema de seguridad relacionado con el uso de los medicamentos y vacunas.

La académica expresó que estos encuentros son de gran importancia, pues apoyan a la actualización de temas no abordados a fondo en la licenciatura. Refirió también las diferencias entre medicamentos de síntesis química y de Biotecnología; estos últimos son sustancias producidas por Biotecnología molecular con efecto terapéutico, preventivo o rehabilitador, que se presente en forma farmacéutica y se identifique como tal por su actividad farmacológica y propiedades físicas, químicas y biológicas.

Mencionó, además, las reacciones adversas de medicamentos biotecnológicos, como infecciones o infestaciones, trastornos al sistema inmune, así como neoplasmas malignos o benignos.

Otras conferencias impartidas en este simposio fueron: Tecnovigilancia: la seguridad del paciente, por Fernando Casas y Saray Mora, de Bio-Rad; Farmacovigilancia y otros servicios farmacéuticos, por Areli Cruz, del Hospital General Dr. Manuel Gea González; Farmacovigilancia en el Hospital, por Moisés Ponce, del Hospital Regional Nezahualcóyotl, y Cosmetovigilancia: Una visión internacional y su aplicación en México, por Columba Hernández, de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (CANIPEC).

Khalid Hernández Páez

También podría interesarte