Comparten experiencias editores de la American Chemical Society (ACS)

Jornada ACS on Campus

Para compartir sus experiencias en torno a publicaciones académicas y colaboraciones científicas, los editores de la American Chemical Society (ACS), Kirk Schanze y M. G. Finn, sostuvieron en la Facultad de Química el encuentro académico ACS on Campus, en donde brindaron diversas conferencias a los académicos y alumnos de esta entidad.

La actividad, realizada el 13 de septiembre en el Auditorio A de la FQ, estuvo dirigida a estudiantes de maestría y doctorado, así como a profesores e investigadores y contó con la participación de académicos de México, Estados Unidos, Brasil y Venezuela, además de integrantes de la Sociedad Química de México.

Al inaugurar este encuentro, el Director de la FQ, Jorge Vázquez Ramos, refirió que los editores de la ACS comparten sus conocimientos en cuanto a qué hacer para publicar artículos científicos: “esta oportunidad seguramente será muy bien aprovechada por todos los asistentes”, dijo el Director.

Los editores de la ACS, añadió, tienen una enorme responsabilidad con lo que se publica en la revista de esta asociación, reconocida internacionalmente: “Los contenidos que autorizan deben tener alta calidad y eso es lo que se va a aprender en estas charlas: cómo escribir, qué errores evitar para poder publicar”, indicó también Vázquez Ramos.

Por su parte, la gerente del programa ACS on Campus, Shannon O’Reilly, dijo que esta iniciativa trata de llegar a los futuros líderes y autores de la ciencia en el mundo: “Esperamos que tomen en cuenta nuestros consejos para sus artículos”, apuntó.

Tras agradecer a la UNAM y a la FQ por la colaboración para hacer posible esta jornada académica, dijo que ésta es la sociedad más grande de químicos del mundo, pues cuenta con 150 mil miembros: “Es la fuente de información en el área más importante a nivel internacional; formar parte de ella implica una mayor interacción y contacto con los expertos mundiales en ciencia”, indicó también.

En la inauguración de la jornada ACS on Campus, organizada por la American Chemical Society, la FQ y la Sociedad Química de México, también estuvieron presentes Kirk Schanze, editor en jefe de la ACS Applied Materials & Interfaces; M.G. Finn, editor en jefe de la ACS Combinatorial Science, y Carlos Toro, gerente editorial de la ACS Publications.

Consejos para publicar

La primera conferencia de esta jornada fue Diez consejos para las publicaciones académicas de la mano de los editores de la ACS, dictada por Carlos Toro, quien, junto con Kirk Schanze y M. G. Finn, hablaron de su experiencia profesional y contestaron las preguntas de los asistentes.

Algunos de los consejos dados por los especialistas para publicar adecuadamente fueron: crear un esquema útil, elegir bien la publicación en la que se va a trabajar, leer y seguir las guías, contar una historia, ser cuidadoso con las gráficas, poner un título fuerte, capturar la atención del lector con gráficas llamativas, revisar, editar y de nuevo revisar, examinar con cuidado la información de apoyo y escribir una carta de presentación indicando por qué es importante el artículo.

Los editores de la ACS hicieron especial énfasis en que es de vital importancia la retroalimentación con colegas y, particularmente, recomendaron a los alumnos y profesores redactar los resultados de experimentos en pasado, pero las conclusiones que puedan perdurar, en presente.

Por su parte, Kirk Schanze, al brindar la conferencia Revisiones paritarias: ¿por qué? ¿cómo? y qué no hacer, dijo que cuando se manda un artículo a una revista científica, normalmente, el editor en jefe es el primero en leer el texto, después lo revisa un comité y éste puede regresarlo al autor, o bien, enviarlo a otro editor que lo someta a revisión a un panel de expertos (un panel paritario, de pares, es decir, especialistas en el área del artículo), tras lo cual, el editor principal toma la decisión de publicar, rechazar o mandar a modificar el artículo.

“Se analizan elementos como el alcance, es decir, que el tema sea de interés para una comunidad más amplia o sólo un grupo especializado; también se da preferencia a artículos que tiendan al desarrollo de una aplicación”, explicó y subrayó la importancia de que los textos sean legibles fácilmente, las referencias estén completas y tengan validez técnica, además de estar diseñados para que los experimentos puedan repetirse con facilidad.

Como parte de este encuentro, también se realizaron las conferencias Estableciendo redes de colaboración científica mediante las bases de datos de la ACS, a cargo de Alfonso González, y Los recursos que la ACS pone a tu disposición para tu crecimiento, presentada por Antonisia Baynes. Para completar la jornada, Kirk Schanze presentó la conferencia Elementos de catalizadores de cromóforos para combustibles solares: ¡Deja que las moléculas hagan el trabajo! y M. G. Finn la conferencia Reacciones Clic y nanopartículas de proteína: construyendo estructuras multifuncionales mediante la Química y la Biología molecular.

Al final de la jornada, Shannon O’Reilly agradeció al capítulo estudiantil de la ACS en la Facultad de Química, cuya presidente actual es Concepción Sánchez, alumna de la FQ y cuyo asesor académico es Carlos Mauricio Castro, por su labor para conseguir una buena buena asistencia de estudiantes de la FQ, quienes también tuvieron la oportunidad de afiliarse a la ACS.

Fundada en 1876, la ACS es considerada una de las sociedades científicas más antiguas y grandes del mundo. Asimismo, es reconocida como un editor líder de información científica autorizada, pues tiene más de 50 revistas revisadas por pares, clasificadas entre las más confiables, citadas y leídas a nivel internacional.

Khalid Alfredo Hernández Páez

José Martín Juárez Sánchez

También podría interesarte