Destacan desarrollos de la Unidad de Servicios para la Industria Petrolera de la FQ

Conferencia del Departamento de Ingeniería Química

La Facultad de Química de la UNAM es la primera institución nacional de educación superior que ha desarrollado una prueba piloto en un yacimiento petrolero gracias al trabajo de su Unidad de Servicios para la Industria Petrolera (USIP), señaló el académico de esta entidad, Fernando Barragán Aroche.

Al dictar la conferencia La USIP: una estrategia institucional para atender el problema de la recuperación mejorada del petróleo en México, Barragán Aroche dijo que esta Unidad tiene capacidad de desarrollo tecnológico que va desde lo nano (sobre cómo se comportan las moléculas, simulaciones moleculares e incluso se han registrado patentes de ello), hasta la posibilidad de intervenir en cómo fluye el petróleo en los yacimientos, al cambiar el comportamiento de los hidrocarburos de manera favorable para la producción.

La USIP, añadió, nació de un grupo que, hace aproximadamente diez años, tuvo la iniciativa de crear una instancia para apoyar a la industria petrolera. Al respecto, explicó que la Unidad se ha asociado con diferentes departamentos académicos de la FQ y ha establecido vínculos con diversos investigadores de la Institución: “Hemos generado un grupo virtuoso con los distintos departamentos”, expresó el 25 de septiembre en el Auditorio B de la FQ.

Asimismo, Barragán Aroche comentó que dentro de la UNAM se han desarrollado colaboraciones con diferentes dependencias, las cuales han enriquecido y fortalecido la labor de esta Unidad. Además, se ha contado con la participación de entidades como el Instituto Politécnico Nacional y las universidades autónomas Metropolitana y de Nuevo León, así como con el sector productivo.

En el ámbito internacional, apuntó más adelante, se ha podido desarrollar más conocimiento: “Con entidades como Pemex y otras que se dedican a la extracción de petróleo se han establecido diferentes colaboraciones”, indicó el universitario.

En este proyecto, también destacó que se incluyó a dos investigadores de primer nivel: Cecilia Durán Valencia y Simón López Ramírez, quienes han aportado su experiencia probada en diferentes proyectos de recuperación mejorada y productividad de pozos.

Tras indicar que los laboratorios de la USIP están en proceso de acreditación, Barragán Aroche enfatizó que actualmente se trabajan proyectos de recuperación mejorada de hidrocarburos en el complejo petrolero de Poza Rica, Veracruz, así como en otros yacimientos, tanto en áreas terrestres como en zonas marinas, e incluso en el extranjero, en particular en Colombia.

Al dar un panorama sobre los hidrocarburos en la actualidad, el docente explicó que el petróleo tiene dos usos finales: uno como combustible y el otro, mediante transformación por las moléculas y reacciones químicas, en la obtención de diferentes subproductos que generan satisfactores para la sociedad.

Señaló que existen tres grandes etapas en la producción petrolera: la primera, cuando el pozo tiene suficiente energía para expulsar los hidrocarburos naturalmente, lo cual se conoce como recuperación primaria; cuando la energía se acaba, es necesario usar un sistema que impulse el petróleo hasta la superficie, como el bombeo neumático con gas, llamado recuperación secundaria.

“Cuando ya no es suficiente lo anterior, aparece la Química, la cual permite conocer el comportamiento de las moléculas de los hidrocarburos, a través de las interfases del suelo de los yacimientos y, mediante reacciones químicas, tratar de extraer el petróleo; aquí es cuando se habla de la recuperación terciaria o mejorada, ésta es el área que trabajamos”, explicó Barragán Aroche.

Esta conferencia se llevó a cabo en el marco de los seminarios que organiza el Departamento de Ingeniería Química de la FQ, su objetivo es difundir entre la comunidad de esta Institución el quehacer de los profesores que integran esta instancia y se puedan establecer puentes de colaboración.

Yazmín Ramírez Venancio

José Martín Juárez Sánchez

También podría interesarte