Diseñan por computadora, fármacos para el tratamiento de cáncer y parasitosis

Videoconferencia de Rodrigo Aguayo Ortiz

El académico del Departamento de Farmacia de la Facultad de Química, Rodrigo Aguayo Ortiz, desarrolla una línea de investigación para el diseño de fármacos, asistido por computadora, para el tratamiento de enfermedades como el cáncer y la parasitosis, entre otros posibles usos.

Dicho diseño aplica herramientas computacionales para identificar, diseñar y optimizar moléculas bioactivas, además de desarrollar nuevas alternativas terapéuticas y comprender eventos biológicos a nivel molecular, señaló al dictar la conferencia en línea Búsqueda y diseño por computadora de nuevas moléculas con potencial actividad antiparasitaria y anticancerígena.

El cáncer es un grupo de enfermedades caracterizadas por un crecimiento celular descontrolado y en México se presentan varios tipos de este padecimiento; en este estudio se enfocan al cáncer de pulmón, páncreas, mama y cervicouterino, expuso el especialista el 4 de junio, como parte del ciclo de conferencias de los Nuevos Profesores de Tiempo Completo de la Facultad de Química, organizado por la Secretaría Académica de Investigación y Posgrado (SAIP).

La parasitosis, explicó también, se define como el conjunto de enfermedades infecciosas causadas por parásitos. En México, apuntó, hay un alto número de casos de personas con este tipo de padecimientos, sin embargo, no están bien reportados todos los casos y, además, hay diagnósticos equivocados.

El académico de la FQ, quien cuenta con estudios de maestría y doctorado en Ciencias con especialidad en Química por la UNAM, así como una estancia posdoctoral en la Universidad de Michigan, indicó que estudia las interacciones de moléculas pequeñas con proteínas. En su línea de investigación emplea la dinámica molecular como una herramienta para estudiar el proceso dinámico de interacción de ligandos con las proteínas y cómo, además, con esta información éstas se pueden dinamizar.

Con el apoyo de estudiantes y docentes de la FQ, Aguayo Ortiz utiliza como blanco terapéutico común los microtúbulos, los cuales, precisó, son estructuras poliméricas cuya función es darle estructura, motilidad, transporte y división a la célula; se trata de proteínas muy importantes para la célula, por lo tanto, representan un blanco terapéutico importante.

“Hay moléculas que inhiben la polimerización de microtúbulos, o bien, se unen a ellos y promueven su despolimerización; se vuelven importantes porque así sería el mecanismo por el cual se podría atacar estos padecimientos, utilizando este blanco terapéutico en común, pues está presente tanto en parásitos como en células cancerígenas”, explicó Rodrigo Aguayo.

El académico trabaja en el proyecto Búsqueda y diseño de nuevos inhibidores de la polimerización de la tubulina con potencial actividad anticancerígena y antiparasitaria, el cual consta de cuatro etapas: la primera es la descripción, en la que se busca el sitio de unión de compuestos inhibidores de la polimerización de microtúbulos.

La segunda fase se enfoca en buscar compuestos depositados en bases de datos públicas que puedan dar este tipo de acción; una tercera, se propone el diseño de nuevas estructuras químicas, para, finalmente, en una cuarta etapa, hacer una evaluación de la actividad biológica de las moléculas diseñadas, tanto en líneas celulares de cáncer como en parásitos patógenos.

Actualmente, concluyó Aguayo Ortiz, el grupo de trabajo desarrolla la primera etapa, para lo cual se debe identificar el sitio de unión de muchos compuestos. “Uno de los compuestos que se está estudiando es la orizalina, el cual se emplea en la actualidad como herbicida pre-emergente. Lo interesante de este compuesto es que tiene actividad contra parásitos protozoarios y presenta baja toxicidad en el humano”, finalizó.

Esta conferencia en línea, la cual fue transmitida por las redes sociales de la Facultad de Química, fue presentada por el titular de la SAIP, Miguel Costas Basín.

José Martín Juárez Sánchez

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte