Se incrementó la violencia de género durante la emergencia sanitaria por la COVID-19 en México

Reflexión en línea sobre temas de igualdad de género

La violencia de género se incrementó durante la emergencia sanitaria por la COVID-19 en México; en el primer mes del confinamiento, aumentaron en más del 80 por ciento las llamadas y mensajes de solicitud de apoyo a la Red Nacional de Refugios, afirmó Brenda Rodríguez Herrera, jefa del Departamento de Vinculación de la Dirección General de Atención a la Comunidad (DGACO) de la UNAM, a través de una charla en línea organizada por la Facultad de Química.

Durante la videoconferencia Reflexiones sobre la violencia de género, organizada por la Secretaría de Apoyo Académico y la Coordinación de Atención a Alumnos, a través del proyecto Lazos Químicos, la académica recordó que a pesar de que este problema ha estado presente en todas las sociedades desde el principio de las culturas, no fue sino hasta 1994 cuando se consideró un problema de política pública en México y el concepto de violencia contra la mujer entró a la agenda gubernamental.

Recordó que entre los diferentes tipos de violencia de género sobresalen la violencia física, psicológica, económica, sexual o feminicida, siendo esta última la peor expresión. Añadió algunas tipificadas recientemente como la digital o sexting no consensuado, y la comunitaria, en la cual la comunidad avala o ignora un hecho violento.

Rodríguez Herrera, quien se especializa en los temas de igualdad de género, diversidad sexo genérica e interculturalidad, apuntó que este tipo de violencia es un problema civilizatorio, el cual no surgió con la pandemia del COVID-19, pero sí se agudizó a raíz de la cuarentena.

Incluso refirió que grupos feministas y académicos han comenzado a llamar a la violencia de género como la otra pandemia que no cesa, ya que algún día la ciencia encontrará una vacuna contra el coronavirus, pero no se sabe cuándo se detendrá la violencia contra la mujer, expresó la especialista.

Brenda Rodríguez es la responsable del Eje de Comunidad Incluyente en la DGACO, el cual tiene como objetivo prevenir la violencia de género y formar una comunidad universitaria incluyente mediante la difusión de información, promoción de proyectos, jornadas y talleres, entre otras actividades.

La universitaria planteó algunas ideas para la erradicación de este flagelo, entre ellas involucrarse en las actividades domésticas y de cuidado, repartir las labores de casa, respetar el espacio personal de cada individuo e identificar acciones que violenten a otras personas. Asimismo, proporcionó una lista de lugares de apoyo para la comunidad universitaria, como la Unidad para la Atención de Denuncias o la Unidad para la Igualdad de Género de la Escuela Nacional de Trabajo Social.

Para finalizar la charla, la experta comentó que la violencia no es inevitable, pues se aprende y, si lo es, puede ser no aprendida o desaprenderse. También destacó la importancia de conocer que dentro de la Universidad existen instituciones conocedoras del tema y se dedican a ayudar.

La charla fue moderada por la responsable de la oficina de Asuntos de Género y Equidad de la Facultad de Química, María Amalia Fernández Moreno, quien explicó que Lazos Químicos es un espacio que busca crear una red de convivencia entre la FQ y diferentes áreas sociales, culturales y económicas, la cual surgió por la necesidad de no perder contacto social y ser un apoyo durante el confinamiento.

Khalid Alfredo Hernández Páez

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte