Vinculación, docencia e investigación se consolidan en la Facultad de Química

Informe de Actividades 2011-2019

La Facultad de Química se consolida como una Institución de gran calidad académica luego de aprobarse la sexta carrera que se ofertará en sus instalaciones: Química e Ingeniería en Materiales; además de acendrar su relación con el sector productivo, a través de la creación de distintas unidades de vinculación en diferentes áreas industriales, entre otros logros, resaltó su Director, Jorge Vázquez Ramos, al rendir el Informe de Actividades 2011-2019 de esta entidad.

“Me es especialmente grato mencionar que la nueva carrera de Química e Ingeniería en Materiales fue aprobada por el Consejo Universitario el pasado 27 de marzo, después de un arduo trabajo de cinco años. Sin lugar a dudas, esta Licenciatura cubrirá una gran necesidad del país en el campo de los materiales, uno de los que supone mayores expectativas de desarrollo”, apuntó Vázquez Ramos.

El Director ofreció este informe el miércoles 24 de abril en el Auditorio B, en donde también subrayó la consolidación de polos foráneos, el crecimiento de la infraestructura y equipamiento, el fortalecimiento del sistema de becas a alumnos, así como las múltiples actividades académicas, deportivas y culturales, organizadas con motivo del Año Internacional de la Química en 2011, el Centenario de la Facultad en 2016 y el actual Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos.

Ante el Rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, integrantes de la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional, funcionarios universitarios, directores de diversas entidades, profesores eméritos e integrantes de la comunidad de la FQ, Vázquez Ramos puntualizó los avances alcanzados durante su administración en los rubros de Licenciatura, Posgrado e Investigación, Planta Académica, Vinculación y Administración.

Licenciatura

En este rubro señaló que se impulsó el trabajo colegiado al interior de los 12 departamentos académicos, lo cual potenció el trabajo en equipo, además permitió incrementar la seguridad en aulas y laboratorios, dar plena cobertura a las recomendaciones de los consejos acreditadores, consolidar los exámenes departamentales, actualizar la bibliografía y los contenidos programáticos de las asignaturas, así como definir y adquirir el equipamiento necesario para la enseñanza experimental.

Además, el Director resaltó que las cinco carreras que se imparten en la FQ fueron acreditadas en dos ocasiones, en 2011 y 2016, cubriendo las recomendaciones emitidas por los consejos acreditadores oficiales: el Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI), el Consejo Nacional para la Evaluación de Programas de las Ciencias Químicas (CONAECQ) y el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Farmacéutica (COMAEF).

Asimismo, agregó que la enseñanza actual se apoya cada vez más en la tecnología, por ello, a fines de 2014, la Facultad instaló 216 antenas, para garantizar la señal de la Red Inalámbrica Universitaria (RIU) no sólo en los salones, laboratorios y auditorios en donde se imparten clases, sino también en cubículos, bibliotecas, jardines, pasillos y demás áreas comunes.

También, dijo, las Salas de Informática y Cómputo para Alumnos (SICAs) se incrementaron de dos a cuatro. La tercera sala inició actividades en 2017-2 y la cuarta, en 2019-2; esta última se instaló en el Edificio D, para apoyar a los estudiantes de la carrera de Ingeniería Química Metalúrgica (IQM), quienes además ya cuentan con una biblioteca más completa y funcional.

Al referirse al egreso y titulación, Jorge Vázquez indicó que el egreso promedio de las generaciones 2012 a 2014 fue del 41.5 por ciento en hasta 11 semestres; en cuanto a la titulación, agregó que también se lograron interesantes avances anuales: en 2012, ingresaron mil 397 alumnos y se graduó el 40 por ciento (558); en 2018, ingresaron mil 395 y se tituló el 55 por ciento (770), lo que implica un aumento del 37 por ciento.

Asimismo, Vázquez Ramos enfatizó que durante su administración se llevaron a cabo acciones que promovieron el emprendimiento de manera institucional: “Hace casi tres años arrancamos el programa Enlace Emprendedor, en conjunto con Innova UNAM y la Unidad de Vinculación de la Química (UVQ), ofreciendo espacios de capacitación que dirigieran los conocimientos de académicos y estudiantes, hacia la generación de propuestas de solución con potencial de emprendimiento e innovación”.

Igualmente, en 2018, se organizó el primer Entrepreneurship & Innovation Bootcamp, junto con el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), incorporando a instructores invitados del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Dieciséis estudiantes de la Facultad recibieron capacitación intensiva en metodologías de emprendimiento y, en enero de este año, se realizó el primer Campamento de Innovación y Emprendimiento en la FQ, en el cual participaron 56 estudiantes, quienes recibieron más de 100 horas de capacitación, siendo el primer evento en su tipo en la UNAM.

Aunado a estas acciones, egresados y patronos han impartido charlas en los grupos de las asignaturas sociohumanísticas, quienes han compartido con los estudiantes su experiencia y su visión en diversos campos de la vida profesional, actividad organizada por la Oficina de Vinculación con Egresados y el Patronato de la FQ.

Al referirse a las becas, Vázquez Ramos apuntó que las becas internas, las cuales administra la Facultad de Química, creció notablemente el número de apoyos; por ejemplo: en el Programa de Apoyo Alimentario, 230 estudiantes recibían esta ayuda en 2010; en 2014, la cifra ascendió a 325, pero a partir de 2015, el crecimiento se disparó, llegando en 2018 a 925, un 400 por ciento mayor que en 2010, mientras que el Programa de Becas “Bob” Johnson, ayuda para gastos de transporte, de 90 beneficiarios en 2010, pasó a 130 en los últimos tres años; asimismo, 780 alumnos tomaron cursos gratuitos de inglés semestralmente.

Además, agregó que con las becas externas se apoyaron en 2018 a mil 537 alumnos: “De tal forma que al sumar las becas internas con las externas se han beneficiado a 3 mil 420 universitarios, esto indica que el 43 por ciento del alumnado recibe algún tipo de ayuda para continuar sus estudios”, asentó.

Posgrado e Investigación

En cuanto al Posgrado, el Director indicó que la Facultad de Química participa en nueve programas universitarios. En este sentido, apuntó que durante su periodo ingresaron mil 454 alumnos de especialidad, maestría y doctorado, para desarrollar sus proyectos en laboratorios de la Facultad, y se graduaron mil 278 alumnos dirigidos por profesores de la entidad académica: mil 37 de maestría y 241 de doctorado. El incremento del ingreso entre los años 2011 y 2018 fue del 43 por ciento y el de graduación, del 55 por ciento.

En este punto, tuvo mención especial la Maestría en Alta Dirección, la cual se implementó en abril de 2015 y se imparte en el Edificio Río de la Loza de Tacuba: “Este programa ha venido despertando un creciente interés entre las empresas y sus ejecutivos. En el semestre 2016-1, se inscribieron 11 profesionales de la iniciativa privada y, para 2019-1, la inscripción creció a 29 alumnos”, apuntó Vázquez Ramos.

Al abordar el tema de Investigación, Vázquez Ramos señaló que 169 académicos de la Facultad pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), lo cual proyecta a la FQ como una institución especialmente destacada. En este aspecto, resaltó que las doctoras Estela Sánchez Quintanar, Rachel Mata Essayag y Lena Ruiz Azuara son Profesoras Eméritas del SNI.

En cuanto a publicaciones en revistas indexadas, el Director indicó que el total producido fue de 2 mil 68. Además, entre 2011 y 2018 se aprobaron 558 proyectos respaldados en su gran mayoría por el Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) de la UNAM o por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

Por otro lado, indicó Jorge Vázquez, desde agosto de 2013, la Facultad ha impulsado proyectos multidisciplinarios con aplicación, tras crear el Fondo de Proyectos Semilla de Investigación Aplicada: “a la fecha, cinco proyectos se encuentran en etapa de asesoramiento para su posterior vinculación con el mercado”.

Asimismo, señaló que el Polo Universitario de Tecnología Avanzada (PUNTA), ubicado en Monterrey, fue aceptado como sede externa por el Comité Académico del Programa de Maestría y Doctorado en Ingeniería y ya cuenta con una decena de estudiantes activos de maestría. En tanto, el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán ha logrado ya una operación autofinanciable, gracias a los ingresos extraordinarios que genera.

También destacó la labor de espacios como el Laboratorio de Genómica de la Diabetes, la Unidad Periférica de Investigación en Genómica de Poblaciones Aplicada a la Salud, en colaboración con el Instituto Nacional de Medicina Genómica, y la Unidad de Investigación en Reproducción Humana, en asociación con el Instituto Nacional de Perinatología.

Planta académica

La planta académica de la Facultad de Química, informó el Director, está constituida por mil 102 académicos, de los cuales 227 son profesores de carrera de tiempo completo; 150, técnicos académicos y 725, profesores de asignatura.

De la mano de la planta académica de carrera, agregó, la Facultad incrementó su ya de por sí intensa vida académica, organizando alrededor de 450 eventos académicos durante el periodo, con la participación de destacados expositores nacionales y cerca de 200 prestigiados conferencistas internacionales, incluyendo premios Nobel como Mario Molina, Ada Yonath, Rajendra Pachauri, Robert H. Grubbs, Kurt Wüthrich y Rolf Martin Zinkernagel.

Vázquez Ramos también resaltó los 62 reconocimientos obtenidos por el personal académico, entre ellos el Premio Universidad Nacional a siete profesores, dos ingresos a la Royal Society of Chemistry, cinco Premios Nacionales de Química Andrés Manuel del Río, ocho reconocimientos Sor Juana Inés de la Cruz a académicas, un Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, dos premios de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), siete premios otorgados por el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos (IMIQ) y seis galardones asociados al Programa para el Fomento al Patentamiento y a la Innovación de la UNAM.

Vinculación

Los fondos requeridos para la adecuada operación de la Facultad, explicó el Director, no provienen del subsidio federal, sino de los ingresos extraordinarios que se generan: “Durante los primeros años de la presente administración, los proyectos contratados con Pemex proveían tales recursos; sin embargo, desde 2014, Pemex cambió radicalmente sus políticas y en poco tiempo disminuyó este tipo de proyectos, hasta desaparecer”.

Ante esa situación, expuso, la Facultad ha debido adaptarse y modificar sus estrategias, de tal forma que, por una parte, se han realizado grandes esfuerzos por incrementar los lazos con el sector productivo, ofreciéndole servicios y desarrollos tecnológicos y, por la otra, se ha trabajado intensamente con los académicos, para convencerlos sobre las virtudes y la necesidad de acercarse a ese sector.

En este tema, subrayó el trabajo de instancias como la Unidad de Servicios de Apoyo a la Investigación y la Industria (USAII), la Unidad de Investigación Preclínica, la Unidad de Experimentación Animal, la Unidad de Metrología y Departamento de Control Analítico, la Unidad de Servicios a la Industria Petrolera, la Unidad de Servicios para la Industria de Alimentos y la Unidad de Servicios y Desarrollo Farmacéuticos.

Asimismo, precisó que en el periodo 2011-2018 se presentaron 44 solicitudes de patente ante el Instituto de la Propiedad Industrial, cuatro de ellas en colaboración con entidades externas y hasta el momento se han obtenido 12.

En cuanto a Extensión académica, dijo que la Facultad ha ofrecido un promedio de 30 diplomados al año, para poco más de 4 mil asistentes, así como numerosos cursos y talleres a otros 6 mil participantes. En los ocho años más recientes, añadió, se proporcionó capacitación a 48 instituciones y organizaciones: 29 del sector público, 12 del privado, cinco del social y dos del extranjero, lográndose muy altos estándares de satisfacción. Lo anterior se sustentó en la firma de 46 convenios, 18 de Educación Continua y 28 de Actualización Docente, que abarcaron cuatro maestrías impartidas a nivel nacional.

Por lo que toca a la labor del Patronato de la FQ, recordó que en febrero de 2014 se impulsó un programa muy ambicioso de vinculación con el sector Industrial, a través de la Campaña Financiera denominada 100 x los cien, cuyo principal propósito era el de llevar a cabo cinco proyectos: la restauración del emblemático Edificio Río de la Loza, en la antigua escuela de Química ubicada en Tacuba, para alojar a la Maestría en Alta Dirección, y la construcción y puesta en marcha del Edificio Mario Molina, destinado a la vinculación, en donde se reubicó a la USAII para ofrecer diversos servicios analíticos de alto nivel.

De igual forma, continuar equipando precisamente a la USAII, apoyar a los Laboratorios de Análisis de Isótopos Estables e Investigación en Genómica y Diabetes, ambos en el Parque Tecnológico de Mérida, Yucatán y contratar a distinguidos académicos, como Catedráticos Extraordinarios.

“La Campaña Financiera terminó a finales de 2017, lográndose una recaudación de casi 80 millones de pesos. Sin embargo, dado que la fórmula de la Campaña incluía fondos concurrentes, se estima que, con la Universidad Nacional, la Fundación UNAM, la Facultad de Contaduría y Administración y la propia Facultad, se reunieron poco más de 200 millones de pesos para las obras de infraestructura antes mencionadas”, apuntó.

También destacó otros logros del Patronato como la consolidación de la Oficina de Transferencia de Tecnología, la creación de la Unidad de Vinculación de la Química, y la canalización de más de 8 millones de pesos para actualizar y modernizar los equipos de los laboratorios de licenciatura, entre otros.

Administración

“La Facultad ha continuado siendo ejemplo en el manejo de los recursos que se nos encomiendan, como se constata en las revisiones que nos ha realizado la Auditoría Interna de la UNAM, diversos despachos de auditores autorizados por la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación”, sostuvo el Director.

Durante el periodo 2011-2018, indicó, la Facultad recibió un presupuesto acumulado de 6 mil 744 millones de pesos y generó ingresos extraordinarios por 879 millones: “En promedio, el gasto para nuestra operación correspondió al 17 por ciento del total de los recursos económicos de la entidad, esto confirma que los ingresos extraordinarios resultan fundamentales para nuestro debido funcionamiento”, afirmó.

En total, añadió, se adquirió equipamiento por 402 millones de pesos, incluyendo recursos de ingresos extraordinarios, proyectos con apoyo de la Dirección General de Asuntos del Personal Académico (DGAPA) y CONACYT, así como diversas donaciones. De ese monto, 37 millones fueron destinados a equipos para la docencia de Licenciatura, lo mismo que 7 millones donados por la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ). Por otra parte, agregó, durante el periodo se construyeron o remodelaron diversas áreas, aumentando en 8 mil 65 m2 la planta arquitectónica de la Facultad, cuyo total es ahora de 85 mil 930 m2, lo que implica un crecimiento del 10.4 por ciento.

Finalmente, destacó además el trabajo que se realizó en áreas fundamentales como Protección Civil y Equidad de Género, donde se ha orientado a las alumnas que así lo han requerido, acompañándolas a hacer su denuncia y apoyando la toma de medidas precautorias.

Mensaje del Rector

Al responder el informe de Jorge Vázquez Ramos, el Rector Enrique Graue Wiechers, reconoció el trabajo del Director y de la comunidad de la Facultad de Química, destacó logros como la acreditación de las cinco licenciaturas y la creación de una nueva carrera, así como el incremento en el ingreso y titulación de estudiantes, y el crecimiento de la infraestructura con la construcción y remodelación de laboratorios.

Asimismo, elogió el trabajo colegiado en los departamentos académicos, la calidad de la planta académica, el trabajo de investigación que ha generado numerosas patentes y la creación de unidades hospitalarias y foráneas.

En este sentido, Graue Wiechers resaltó el “trabajo serio y profesional de la Facultad de Química” y subrayó la labor de Jorge Vázquez al frente de la FQ, a quien definió como un “hombre inteligente, institucional, franco y transparente”. Fueron, concluyó el Rector, “ocho grandes años, debes sentirte muy orgulloso”, expresó por último al Director de la Facultad.

José Martín Juárez Sánchez

Yazmín Ramírez Venancio

También podría interesarte