La ciruela pasa, efectiva para combatir bacterias que causan gingivitis y caries

La ciruela pasa contiene un triterpenoide que inhibe el crecimiento de bacterias de la boca, especialmente las Phophyromonas gingivalis, causantes de la periodontitis o gingivitis y de Streptococus mutans, que ocasionan las caries, revela un trabajo de investigación de José Fausto Rivero Cruz, académico del Departamento de Farmacia de la Facultad de Química.

Mediante el proyecto Plantas medicinales y comestibles de México como una fuente potencial de compuestos antimicrobianos útiles para la prevención y el tratamiento de las caries y de la gingivitis, Rivero Cruz se ha dedicado a estudiar en los últimos años las bacterias que habitan en la boca y atacan dientes y encías, así como a buscar en algunos frutos, como la ciruela pasa, posibles soluciones a enfermedades que atacan a la mayoría de la población.

La boca, explica el investigador, tiene una serie de microambientes que pueden contener diversas poblaciones de bacterias, en algunos casos hasta 350 especies, muchas de ellas patógenas.

Rivero Cruz, quien es Tutor del Programa de Maestría y Doctorado en Ciencias Químicas de la UNAM, apunta que la Streptococus mutans es una de las bacterias más comunes en la boca y, además de la caries (que fermenta y produce ácidos que atacan a los dientes), es responsable de la formación de bioplacas (biofilm o consorcios) que son agrupaciones de bacterias de una sola especie o de varias.

Las bioplacas incrementan la resistencia de las bacterias a los factores medioambientales adversos, lo que ocasiona que los antibióticos no sean efectivos ante ellas. Llegan a ser tan especializadas que en ocasiones se les denomina consorcios y cada bacteria tiene un rol específico dentro de la bioplaca.

Para eliminarla, tradicionalmente se utilizan métodos químicos o abrasivos (pastas de dientes o enjuagues bucales), o bien la intervención de los dentistas. Sin embargo, afirma Rivero Cruz, esto se puede prevenir evitando que las bacterias se asocien o que se adhieran al diente.

De esta manera, el proyecto de investigación que dirige Rivero Cruz –en el que también participan Fernando Gabriel Brindis Hernández, estudiante de la maestría en Ciencias Químicas y Christine D. Wu, del Department of Pediatric Dentristry de la Universidad de Illinois, Estados Unidos– busca lograr compuestos antibacterianos que inhiban la formación de la bioplaca, o que incluso eliminen las bacterias.

“Decidimos estudiar a la ciruela pasa porque existen reportes de que ésta se utiliza en otros países para conservar carnes, lo que indicaba cierta capacidad antibacteriana. Al analizar en el laboratorio este fruto, que actualmente se utiliza sólo como laxante, encontramos que contiene un compuesto efectivo contra las bacterias que existen en la boca”.

Esto, dijo, es esperanzador pues eventualmente podría llegarse a la formulación adecuada para evitar la formación de bioplaca no sólo en los dientes, sino en las prótesis dentales, lo cual es muy relevante pues ésta es la causante del rechazo de estas piezas por parte de los pacientes.

José Fausto Rivero Cruz, quien cursó la licenciatura en Química Farmacéutica Biológica y la maestría y doctorado en Ciencias Químicas en la Facultad de Química, también estudia actualmente las propiedades antibacterianas de otras frutas como el nanche y el capulín.

José Martín Juárez Sánchez

También podría interesarte