Tercer Informe Anual de Actividades del Dr. Carlos Amador Bedolla

Correspondiente al Periodo 2021-2022

Es para mí un honor, presentar a ustedes el Informe Anual de Actividades correspondiente al periodo junio de 2021 a mayo de 2022 como Director de esta entidad, responsabilidad que me fue conferida para el periodo 2019-2023 por la Honorable Junta de Gobierno de la UNAM.

Sin lugar a dudas, uno de los logros más recientes que construimos conjuntamente fue el de nuestro exitoso regreso de las clases de licenciatura y posgrado a nuestras instalaciones.

Si bien la totalidad de las clases curriculares del semestre 2022-1 tuvieron lugar en la modalidad a distancia, el gran entusiasmo de nuestros docentes y de buena parte del estudiantado nos permitió llevar a cabo más de 400 talleres extracurriculares en nuestros laboratorios, durante el lapso comprendido entre octubre de 2021 y enero de 2022. Estos talleres nos resultaron especialmente valiosos, ya que no sólo anticiparon nuestro re encuentro con el trabajo práctico-experimental, sino que llamaron poderosamente nuestra atención acerca del alto grado de temor y desconfianza del alumnado, en cuanto al manejo del material y equipo de laboratorio. Esta oportuna observación nos permitió prepararnos estratégicamente para concretar un regreso efectivo a los laboratorios.

De hecho, varias semanas antes de reiniciar los cursos presenciales del semestre 2022-II, el profesorado de laboratorio sostuvo varias reuniones encabezadas por las jefaturas de sus departamentos académicos, discutiendo cómo combinar la inmediata realización de las prácticas y los experimentos, con acciones eficaces encaminadas a la adquisición o recuperación de las habilidades y destrezas necesarias para manejar 6 adecuadamente el material y el equipo. A tal respecto, debo decir que el inicio fue muy promisorio, y que durante el semestre que recién finalizó continuamos avanzando consistentemente, hasta recuperar en buena medida el ritmo acostumbrado.

La enseñanza teórica enfrentó, de igual manera, diversas dificultades en las aulas, en virtud de que el profesorado hubo de hablar a través del cubrebocas y una fracción importante del alumnado se encontró nuevamente con la necesidad de estudiar a fondo, para estar en posibilidad de seguir la dinámica de sus clases, aunque también para poder aprobar sus exámenes presenciales, ante el inminente retorno de los antiguos índices de reprobación.

Vaya nuestro reconocimiento y admiración a todo el profesorado de teoría y laboratorio, cuya notable vocación fue el motor determinante de nuestro gran desempeño, tanto durante el confinamiento, como en nuestro exitoso regreso a las clases presenciales.

Descargar Informe