Abre numerosas posibilidades el trabajo que obtuvo el Nobel de Química 2021

Abre numerosas posibilidades el trabajo que obtuvo el Nobel de Química 2021

El Premio Nobel de Química 2021 otorgado a Bejamin List, investigador alemán del Instituto Max Planck, y a David MacMillan, científico escocés que labora en la Universidad de Princeton, reconoce el desarrollo de la organocatálisis asimétrica, es decir, la factibilidad de realizar reacciones catalizadas con moléculas orgánicas, proceso que dota a la Química de una nueva herramienta con numerosas posibilidades.

“Contar con una herramienta como la organocatálisis, una reacción catalizada por una molécula orgánica, ha abierto la puerta a muchas investigaciones que han explotado este nuevo procedimiento. Por ello, este Premio Nobel es tan importante, porque se asigna a esta área, a esta ‘nueva jugada de ajedrez’, como lo asentó el propio Comité del Nobel, que tenemos los químicos para acceder a moléculas que son empleadas como fármacos, con una nueva guía”, señaló en entrevista Itzel Guerrero Ríos, académica del Departamento de Química Inorgánica y Nuclear de la Facultad de Química.

La también coordinadora de la carrera de Química en la FQ dijo que estos trabajos son relevantes para la síntesis y descubrimiento de nuevos fármacos o moléculas, al dar una nueva alternativa, pues en la industria farmacéutica muchas de las reacciones que se realizan “las hacemos catalizadas”, en donde se emplean metales de transición.

Respecto de la catálisis, la universitaria señaló que en este proceso se emplea una sustancia, el catalizador, que favorece la formación de un producto; que de otra manera no sería accesible, aunque especificó que el catalizador no se consume en el proceso, hace la transformación al producto y se regenera.

En tanto, al tener un organocatalizador (una molécula orgánica), se da la oportunidad de elegir entre una herramienta que puede ser menos dañina con el ambiente porque no hay metales, “puede ser más eficaz e incluso podemos descubrir una reactividad que no se había pensado”, agregó.

“Ésa es la puerta que se abrió hace 20 años. El Premio Nobel no se da por un descubrimiento, sino por todo lo que se ha generado a partir de esa primera propuesta y cómo impacta en el quehacer científico”, expresó.

Los trabajos de List y MacMillan, indicó Itzel Guerrero, permiten contar con más alternativas para generar nuevas moléculas, lo cual necesariamente va a impactar en la sociedad, “porque quizá tendremos acceso a fármacos libres de metales e incluso a fármacos que con metales no se podían generar, y ahora podremos encontrar una nueva vía de reactividad que no habíamos considerado”.

 

El mayor impacto que se ve con la catálisis por metales de transición, ya sea homogénea o heterogénea, agregó la universitaria, “la vemos en los procesos farmacéuticos: en el 90 por ciento de las reacciones, donde se van a formar algunos compuestos importantes para Química fina o Química farmacéutica, se recurre a un catalizador; eso habla de una importante aplicación de los catalizadores; ahora pensemos que se pueden ahorrar algunos pasos que emplean metales como catalizadores. Pensar en un organocatalizador, en una molécula orgánica que puede hacer esa función, reduce los costos y los impactos ambientales”.

En definitiva, sostuvo Itzel Guerrero, el trabajo de los ganadores del Nobel de Química 2021 “podría impactar en reducir los costos de fármacos y también, quizá, en la generación de nuevos productos por medio de reacciones que no se pensaba que pudieran ser posibles”.

La catálisis es uno de los principios importantes de la Química verde, abundó, y la organocatálisis, que no utiliza metales de transición, justamente tendría menor impacto ambiental.

“Hay que pensar que los metales de transición y, sobre todo, los más activos, tienen un proceso de extracción que impacta de manera importante en el ambiente y en el caso de las moléculas orgánicas, quizá su síntesis podrá tener algún impacto, pero evidentemente mucho menor”, detalló.

Sin duda, apuntó la docente de la FQ, los metales de transición se seguirán empleando, pero ahora se tiene una nueva herramienta en donde se podrá decidir si una reacción se puede hacer también con moléculas orgánicas o con un metal de transición.

José Martín Juárez Sánchez

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte