Reconocen al primer egresado de Bioquímica Clínica de la sede FQ en Yucatán

La Asociación Americana de Urología premió la investigación en litiasis renal que realizan investigadores de esta sede

Por su trabajo de investigación sobre la litiasis renal entre la población de la Península de Yucatán, Mario Basulto Martínez, primer egresado del Posgrado de Bioquímica Clínica en la sede de la Facultad de Química en Mérida, recibió el primer lugar de la Reunión del Comité de Residentes de la Sección Central Sur de la Asociación Americana de Urología (AUA, por sus siglas en inglés).

Es la primera vez que un médico mexicano gana dicha distinción, luego de presentar el proyecto Polimorfismos de los genes SLC13A2 (sodiodicarboxilato1) y SLC13A3 (sodiodicarboxilato 3) en pacientes con litiasis renal de la Península de Yucatán, en septiembre pasado durante el Congreso de la AUA.

Basulto Martínez, médico especialista en Urología del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY), cursó la maestría de Investigación Clínica Experimental en Salud, en el campo de Bioquímica Clínica, del Posgrado de Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud de la UNAM, gracias al convenio suscrito entre la institución del estado y la FQ en 2016.

Al hablar sobre el proyecto de investigación, Mario Basulto dijo que Yucatán es el primer lugar en el país en enfermedad por piedras en los riñones, lo cual representa un problema para el sector salud de la región.

Existen varios factores de riesgo descritos para la formación de piedras, continuó el universitario, pero se considera la existencia de un factor genético subyacente que puede condicionar el riesgo a formarlas: “estudios demuestran que la gente de la Península de Yucatán con ascendencia Maya o Maya-mestizo posee un componente genético muy distinto al resto de los grupos indígenas del país”.

El trabajo de Basulto Martínez consistió en describir el factor de riesgo de la población del estado: el citrato bajo en la orina, una sustancia que inhibe la formación de piedras. Su excreción en la orina se da por una proteína ya descrita y por otra aun sin asociar, indicó.

Se encontraron dos polimorfismos en las proteínas asociados con el citrato en la orina; el primero fue la proteína sodio dicarboxilato 1, la cual se ha demostrado en otras poblaciones que representa un factor de riesgo, “replicamos este hallazgo y lo encontramos por primera vez asociado con litiasis; en otra parte de la célula está un polimorfismo del sodio dicarboxilato 3 que no se había estudiado; así propusimos que existe una asociación porque controla la excreción de citrato”.

El hallazgo fundamental consistió en afirmar que existe una asociación entre los polimorfismos genéticos con la litiasis. De esa manera, existen variantes que pueden condicionar a tener riesgo de piedras de citrato bajo en la orina, pero también hay variantes que pueden proteger de ese cambio, explicó. En la actualidad, mencionó, el grupo de trabajo de la FQ Yucatán y el HRAEPY siguen reclutando pacientes para publicar los hallazgos.

Al hablar sobre sus estudios de maestría, el universitario señaló que “cursar un posgrado en la FQ es sin duda apasionante, porque te cambia la perspectiva. Estamos acostumbrados a pensar desde un aspecto médico. Uno amplía su horizonte de manera que descubre muchas oportunidades y áreas de investigación. Para mí es un orgullo enorme que el programa llegue a Mérida y me parece sumamente necesario. Necesitamos médicos que se dediquen a hacer investigación de calidad como la que dirige Marta Menjívar, en una universidad como la UNAM, adecuado a esta parte del país”, expresó.

Mario Basulto Martínez realizará un curso de alta especialidad en Endourología en Milán, Italia: “Durante la maestría fortalecí la investigación, ahora quiero fortalecerme en la parte clínica”, agregó. El universitario también recibió en marzo pasado una distinción por parte del Colegio Mexicano de Urología, en el que se presentaron algunos hallazgos descritos en su tesis.

Por su parte, Marta Menjívar Iraheta, tutora de tesis de Basulto Martínez, comentó que el trabajo de investigación en Yucatán busca ayudar a la comunidad en dicho lugar, entendiendo que la población es Maya-mestiza y eso la hace diferente del resto del país. La conformación del fenotipo Maya es muy característico y el mestizo tiene otros componentes de las migraciones recibidas en la Península.

“Entendemos que sus enfermedades son particulares y tienen un componente propio de la zona, región en donde encontramos una frecuencia elevada de obesidad, diabetes y litiasis, esta última se había asociado con el agua, temperatura de la región y con la alimentación. Ahora sabemos que existe un fondo genético y en esta propuesta es donde trabajamos, argumentando la necesidad de conocer todos los aspectos”, asentó.

Al respecto del premio, la docente de la FQ dijo que para el grupo y la UNAM es un gran orgullo formar recursos humanos, es el porqué de la presencia en Yucatán.

Mario Basulto desarrolló la parte genómica del proyecto con el apoyo de Bárbara Peña, quien atendió las necesidades en la formación del alumno, en el diseño de la investigación y el análisis estadístico que requería; además participó el médico nefrólogo Rafael Valdés, del Hospital General de México, como co-tutor, refirió Menjívar.

“Hemos conjuntado el esfuerzo de un Hospital Regional con la UNAM y su capacidad científica con conexiones hacia la Ciudad de México, como con el Hospital General, para así tener un trabajo de relevancia”, recalcó.

Al hablar sobre el convenio entre la Facultad de Química y el HRAEPY, Marta Menjívar indicó que en 2017 se incorporaron al posgrado de Bioquímica Clínica médicos con especialidad en Urología, Neurología y Oftalmología para atender las necesidades del Hospital y buscar respuestas a las enfermedades de la región. Este acuerdo se realizó gracias a las gestiones de Rolando Díaz Castillo, integrante del Hospital Regional.

La Unidad que tiene la FQ en el Hospital Regional de Alta Especialidad es un espacio para medicina personalizada. En el caso de la litiasis es importante saber desde el punto de vista genético qué es lo que tiene y cómo se presenta la enfermedad para tratarla o prevenirla.

Yazmín Ramírez Venancio

También podría interesarte