Agilent Technologies dona cuatro becas de 10 mil dólares a la Facultad de Química

Para estudiantes de posgrado

La empresa estadounidense Agilent Technologies realizó un donativo para crear cuatro becas de 10 mil dólares cada una, a fin de que estudiantes de un programa de posgrado donde participe la Facultad de Química de la UNAM, lleven a cabo estancias académicas de hasta seis meses en alguna institución educativa del extranjero.

En una ceremonia efectuada el 30 de octubre en el Edificio Mario Molina de la FQ, el Presidente y Chief Executive Officer (CEO) de Agilent Technologies, Mike McMullen, hizo entrega del donativo al Director de la FQ, Jorge Vázquez Ramos, y al presidente del Patronato de la Facultad, Othón Canales Treviño.

Las becas de este donativo (40 mil dólares en total) llevan el nombre de Agilent Technologies-Q Óscar Salvador Yáñez Muñoz, destacado empleado de esta compañía ya fallecido, quien fue egresado de la Facultad de Química.

En el acto de recepción del recurso, Jorge Vázquez Ramos, tras agradecer el apoyo a la firma estadounidense, destacó la importancia de la vinculación con la industria: “esta aportación es muy relevante y necesaria para la Facultad”, y reconoció la participación del Patronato de la FQ para que se pudiera concretar esta colaboración.

“Para la Facultad de Química es muy importante tener vinculación con la industria, es una manera de obtener las herramientas científicas, materiales y equipamiento para hacer ciencia; es importante que nosotros mantengamos un contacto cercano con compañías que puedan usar nuestros desarrollos y llevarse a nuestros estudiantes”, agregó.

Por su parte, Othón Canales Treviño expresó sus condolencias a la familia de Óscar Salvador Yáñez Muñoz, la cual estuvo presente en la ceremonia, y agradeció a Agilent Technologies por su apoyo a la formación de estudiantes de posgrado mexicanos.

Asimismo, el integrante de Agilent Technologies, Carlos Arias, señaló que los valores bajo los cuales opera esta empresa son semejantes a los de la Universidad, pues se basan en el reconocimiento de la diversidad cultural y en el trabajo “en un ambiente diverso, siempre abierto al conocimiento y al descubrimiento”.

“En Agilent Technologies nos anticipamos a las necesidades y proveemos respuestas confiables al entender lo que es importante para cada cliente; todo esto sólo se puede hacer con trabajo en equipo y respeto, para lograr la innovación y la solución. El valor superior que nos rige es la integridad sin compromisos, lo cual nos permite estar presentes en más de 110 países y trabajar con ética humana”, añadió.

Mike McMullen recordó que conoció a Óscar Yáñez en marzo de 2016, cuando éste fue distinguido como uno de los mejores trabajadores de la empresa: “Supe de inmediato que había algo especial en Óscar, disfruté conocerlo y mi esposa también; fue realmente una persona especial, amado por su familia, sus colegas y sus clientes”, expresó.

Saber de su muerte, añadió, “fue muy triste, queríamos hacer algo en memoria de Óscar, no pude pensar en nada mejor, pues él le tenía un gran amor a la ciencia, amor al conocimiento; lo recuerdo diciéndome que amaba leer libros y nos preguntamos cuál sería la manera de reconocerlo como la persona especial que fue; pensamos que a él le gustaría saber que hacemos lo posible por apoyar el gran trabajo que se hace aquí en la UNAM y todo el conocimiento que obtienen los estudiantes, de manera que ellos puedan seguir y hacer grandes cosas en el campo de la ciencia, como Óscar lo hizo”.

Más adelante, Mike McMullen indicó en entrevista que Agilent Technologies es una empresa de innovación tecnológica que ve un gran valor en la organización y en las personas, no sólo en quienes trabajan en ella, sino en los clientes.

La Facultad de Química, añadió, “es una de las mejores escuelas de Química y está enfocada en la innovación y nosotros, como empresa, estamos muy atentos a la colaboración con ella, porque aquí están los líderes del futuro en ciencias químicas. Sus egresados llevan la voz de su institución y del conocimiento de la ciencia química en este país”.

El Patronato de la Facultad de Química, apuntó también Mike McMullen, es una institución muy importante porque permite la interacción de la academia con la industria y hace posible que empresas como Agilent Technologies puedan hacer contribuciones y lograr que, como en este caso, estudiantes puedan verse beneficiados.

“Apoyamos a la Facultad porque reconocemos su liderazgo en el país y, en este caso, la donación la hacemos para recordar a Óscar Yáñez, quien siempre tuvo excelentes referencias acerca de esta Institución, particularmente del área de posgrado; reconocemos la calidad de los estudiantes y de las investigaciones que hacen aquí”.

La relación universidad-industria, consideró además McMullen, permite a las empresas compartir con la academia todos los avances tecnológicos que podemos tener y, al mismo tiempo, “nosotros podemos contar con el conocimiento de los químicos que de ella egresan”.

Es muy importante, concluyó, “invertir en la gente y sabemos que a través de programas como estas becas podemos contribuir a que los estudiantes incrementen sus conocimientos y tengan experiencias que enriquezcan su vida profesional, eso ayuda a que en el país y, en un momento dado, en la empresa estén los mejores químicos”.

Antes de la ceremonia, el grupo de integrantes de Agilent Technologies realizó un recorrido por las instalaciones del Edificio E y de la Unidad de Servicio de Apoyo a la Investigación y a la Industria (USAII) de la FQ. En la ceremonia también estuvo presente Alejandra Torijano, quien labora en la firma estadounidense.

Para obtener más información sobre las becas Agilent Technologies-Q Óscar Salvador Yáñez Muñoz, es necesario comunicarse a la Secretaría Académica de Investigación y Posgrado de la FQ, en el correo saipfqui@unam.mx

José Martín Juárez Sánchez

También podría interesarte