Autorizan a la Facultad de Química, realizar pruebas de diagnóstico de la COVID-19

A través de la UNIPREC se ofrecerá este servicio al sector público de la salud Los hospitales enviarán sus muestras y se hará el análisis para detectar la presencia del virus SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19

La Unidad de Investigación Preclínica (UNIPREC) de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM fue autorizada por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos Dr. Manuel Martínez Báez (InDRE) para realizar pruebas de diagnóstico de la COVID-19, con fines de vigilancia epidemiológica.

Esta autorización, concedida el 11 de mayo en la categoría de Laboratorio de la Academia, permitirá a esta entidad universitaria ofrecer este servicio al sector público de la salud en la detección del virus SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19.

El grupo de trabajo de la FQ, integrado por personal de la UNIPREC y del Departamento de Alimentos y Biotecnología, llevará a cabo el análisis de las muestras a través de la técnica molecular de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) en tiempo real.

La coordinadora de este equipo académico, Maricarmen Quirasco Baruch, comentó en entrevista que la detección del virus es necesaria para conocer el estado de la epidemia en el país. “Es importante mencionar que nosotros no tomaremos la muestra. Los hospitales las enviarán y haremos el análisis para detectar la presencia del virus SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19”, refirió.

Quirasco Baruch explicó que el InDRE designó al Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional como el contacto con los Laboratorios de la Academia que solicitaran realizar pruebas para la detección de virus.

Tras llevar a cabo una prueba experimental, se demostró la capacidad técnica del laboratorio de la FQ en la detección de bajas concentraciones del SARS-CoV-2, por lo que la instancia gubernamental autorizó a la UNIPREC para realizar pruebas de diagnóstico de la COVID-19, apuntó la también docente del Departamento de Alimentos y Biotecnología.

Para analizar las muestras, agregó Quirasco Baruch, se requiere de un laboratorio que tenga un nivel 2 de bioseguridad, debido a que existe la posibilidad de que se deba trabajar con grandes concentraciones del virus.

En este sentido, Isabel Gracia Mora, responsable de la UNIPREC e integrante del grupo de trabajo, dijo que esta Unidad cuenta con un laboratorio con el nivel de bioseguridad requerido para trabajar en el diagnóstico: “Se tiene la separación de áreas para el manejo de muestras biológico-infecciosas; gabinetes de bioseguridad nivel 2; la competencia técnica del personal y las secciones para separar y almacenar tejido potencialmente infectado”.

El laboratorio de la UNIPREC, señaló la universitaria, cuenta con tres aspectos requeridos para implementar un Sistema de Gestión de la Calidad: la instalación, los equipos y su calificación; a esto se suma la preparación técnica de sus integrantes. Por ello, cuenta con la autorización de Estudios Preclínicos por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esta autorización otorgada por el InDRE, como un laboratorio capaz de ofertar el diagnóstico, se obtuvo al sumar los esfuerzos de la UNIPREC y del Departamento de Alimentos y Biotecnología, además de las autoridades de la FQ, quienes han apoyado esta iniciativa, añadió Gracia Mora.

“En la Facultad de Química se conjuntan fortalezas de las diferentes áreas para lograr un objetivo”, resaltó Maricarmen Quirasco. En este caso, continuó, en el Departamento de Alimentos y Biotecnología se tiene la experiencia en el manejo del equipo de PCR en tiempo real. Además, está acreditado ante el Centro Nacional de Metrología (CENAM), tanto para la detección de organismos genéticamente modificados, como de bacterias patógenas en alimentos.

La FQ participa con su gran capacidad analítica para contender con el número tan grande de personas que posiblemente estén infectadas y quienes lo estén, podrán recibir tratamiento oportuno. “Mientras más laboratorios estemos disponibles y capacitados para llevar a cabo este servicio, vamos a tener una mejor respuesta ante la epidemia”, apuntó Quirasco Baruch.

Además, destacó que la Facultad tiene contemplado ofrecer las pruebas a la comunidad universitaria en cuanto reanuden actividades, así como a instituciones privadas interesadas, pero aclaró que aún continúan con las gestiones para ello.

Asimismo, reiteró que esta iniciativa es un esfuerzo conjunto entre las autoridades de la FQ: de su Director, Carlos Amador Bedolla, y del secretario académico de Investigación y Posgrado, Miguel Costas Basín; así como del presidente del Patronato de la Facultad, Alfonso Salazar Aznar, y de la responsable de la Unidad de Vinculación de la Química, Úrsula Dávila García.

En el análisis de las muestras de pacientes sospechosos de tener la enfermedad COVID-19 participarán también Ana Rosa Muñoz Duarte, Érik Nieto Patlán, María Helena García Rodríguez, Mariano García Martínez y Georgina Alejandra Espinosa Cortés, de la UNIPREC; además de Amanda Gálvez Mariscal, Cindy Adriana Estrada Hernández y Antonio Hernández Martínez, del Departamento de Alimentos y Biotecnología.

Técnica molecular de diagnóstico

El grupo de trabajo de la FQ analizará las pruebas de los pacientes sospechosos de la enfermedad, las cuales serán enviadas por los hospitales del sector salud público. Les llegará el hisopo del muestreo nasofaríngeo, que estará en un medio de transporte, del cual tomarán una muestra y se hará una extracción del ácido ribonucléico (ARN) del virus.

Posteriormente, realizarán la PCR en tiempo real; esta técnica molecular de diagnóstico detecta el ARN del virus en una muestra biológica: “El equipo de PCR detectará la emisión de fluorescencia ciclo con ciclo durante la reacción, de acuerdo con las características de la curva de emisión de fluorescencia, indicará si la muestra es positiva a la presencia del virus o negativa. Cuando hay virus SARS-CoV-2 se emite fluorescencia por la amplificación de un gen específico y se generará una curva”, explicó Maricarmen Quirasco.

De esta forma, añadió, se pueden descubrir bajas concentraciones del virus, que corresponderían a casos en las etapas iniciales o finales de la enfermedad, y una carga viral alta, si son de pacientes con síntomas más severos.

Los resultados de las pruebas se entregarán 24 horas después de haber sido recibidas en la Facultad de Química; las positivas se tendrán que regresar al Banco de Muestras de SARS-CoV-2 del InDRE, en donde serán nuevamente analizadas para la búsqueda de otros virus o para secuenciación de su genoma.

Con ello, el grupo de la Facultad de Química también colaborará para que la dependencia gubernamental haga la vigilancia epidemiológica en las muestras positivas, concluyó Maricarmen Quirasco.

Yazmín Ramírez Venancio

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte