Buscan desarrollar nuevos fármacos a partir de organismos marinos

Dentro de la jornada La Facultad de Química en Sisal

A partir del estudio de organismos marinos como potenciales fuentes para desarrollar nuevos fármacos, se han encontrado en peces péptidos con actividades antibacterianas, antihipertensivas, antioxidantes, antiinflamatorios, anticoagulantes, citotóxicos y neurotóxicos, entre otros, afirmó el académico Sergio Rodríguez Morales.

Al dictar la conferencia Péptidos marinos: una fuente novedosa de fármacos, como parte de la jornada académica Sisal. La Facultad de Química en Yucatán, Rodríguez Morales se refirió a su línea de investigación específica, centrada en la obtención de moléculas con posible actividad biológica presentes en cnidarios de la zona costera de Yucatán.

El académico de la Unidad de Química en Sisal explicó que el mar constituye una fuente importante de moléculas bioactivas, las cuales en un principio no eran estudiadas debido a lo complicado que representa obtener organismos marinos: “Pocas culturas los utilizaban como estrategia para curar enfermedades”, agregó el experto.

Detalló que los péptidos en el medio marino se dividen en tres: péptidos libres, encontrados en organismos marinos (venenos y toxinas); péptidos generados por hidrólisis enzimática (nutracéuticos), y péptidos obtenidos por fermentación de microorganismos.

“En Sisal estudiamos los organismos endémicos de la zona yucateca, principalmente venenos de saliva de pulpo, toxinas de anémonas y nutracéuticos”, refirió el universitario.

La investigación de Rodríguez Morales está basada en los cnidarios, invertebrados acuáticos depredadores que constan de organismos con la característica de poseer cnidocitos: organelos con funciones urticantes y adhesivas, como las medusas, anémonas, corales y parásitos.

Una vez recolectados, los organismos deben preservarse con cloruro de magnesio al 2%, mantenerlos a -70º C, liofilizarlos, pulverizarlos y generar extracto con agua hasta obtener un extracto crudo y, finalmente, almacenarlos a través de centrifugación, congelamiento o liofilización.

Por otra parte, mencionó que uno de los problemas de trabajar con productos marinos es que gran parte de los extractos tienen sales, por ello se debe hacer una ultrafiltración para separar por tamaño molecular.

Durante la charla, Sergio Rodríguez dijo que para la obtención de péptidos activos se debe seguir un proceso específico que parte de la fuente de proteínas marinas, a la cual se le debe hacer un extracto por fraccionamiento con disolventes o por homogenización para obtener el extracto crudo proteínico, se hace hidrólisis enzimática o fermentación, se obtiene el extracto preliminar crudo y luego el extracto peptídico.

A partir del extracto polipéptido se realiza la separación mediante técnicas cromatográficas, después con técnicas de resonancia y masas de alta resolución se logra la secuenciación y la estructura tridimensional del péptido bioactivo. Posteriormente, se hace el desarrollo biotecnológico para obtener el péptido; síntesis paralela o síntesis en un sistema heterólogo, y no depredar ni terminar con los recursos marinos, por último, se genera un fármaco.

.

Khalid Alfredo Hernández Páez

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte