Desarrollan dispositivos fotovoltaicos de mayor estabilidad y menor costo

Conferencia de Jesús Rodríguez Romero dentro del ciclo Nuevos Profesores de Tiempo Completo de la Facultad de Química

Un grupo de investigación de la Facultad de Química, encabezado por Jesús Rodríguez Romero, adscrito al Departamento de Química Orgánica, desarrolla dispositivos fotovoltaicos de mayor estabilidad y menor costo que los actuales, a partir de materiales activos como las perovskitas 2D.

Las perovskitas, indicó Rodríguez Romero, posibilitan una tecnología con eficiencia que compite con las células de silicio (más utilizado para dispositivos fotovoltaicos en la actualidad), pero a un costo de fabricación menor, pues se preparan mediante técnicas en disolución sin requerir altas temperaturas o condiciones tan especializadas como las de silicio.

El académico dictó la conferencia en línea Materiales híbridos orgánicos- inorgánicos para su aplicación en la tecnología fotovoltaica, el 9 de abril, como parte de la quinta sesión del ciclo de conferencias de los Nuevos Profesores de Tiempo Completo de la Facultad de Química, organizado por la Secretaría Académica de Investigación y Posgrado (SAIP) de la FQ.

Actualmente en el mundo, señaló en su presentación Jesús Rodríguez, la electricidad obtenida en plantas hidroeléctricas alcanza el 63 por ciento de la energía considerada limpia, pero no renovable; mientras que la proveniente de fuentes eólicas representa el 18.1 por ciento y la obtenida mediante energía solar es del 8.3 por ciento. Entre las tres representan alrededor del 90 por ciento de las energías limpias planetarias.

México, añadió, está considerado como un país de alto potencial en cuanto a radiación solar, por lo que podría ser un buen productor de energía fotovoltaica. “Buena parte de los esfuerzos deberían dirigirse al desarrollo de esta tecnología”, aseguró.

Rodríguez Romero recordó que la tecnología por excelencia en materia de energía fotovoltaica está basada en el silicio, pues está madura, se ha estudiado concienzudamente y tiene valores de eficiencia competitivos; sin embargo, apuntó, su aplicación masiva se hace muy complicada, dado los altos costos de fabricación; por lo tanto, es necesario desarrollar otros materiales, como las perovskitas, las cuales se encuentran dentro de las tecnologías emergentes fotovoltaicas, donde se persigue, además de eficiencias y estabilidad competitivas un menor costo de fabricación, que permita que esta tecnología sea factible de aplicar en cualquier parte del mundo, sin importar los recursos económicos de que se dispongan.

Los proyectos desarrollados en la FQ están encaminados a evaluar distintos tipos de cationes que podrían utilizarse para elaborar perovskitas: “A largo plazo, esta línea de investigación busca la fabricación de dispositivos fotovoltaicos de estabilidad superior en condiciones de normales de trabajo, como lo son altos niveles de humedad y sometidas a estrés térmico por periodos de tiempo prolongado”, reveló.

“Las perovskitas comprenden una estructura cristalina. Se trata de compuestos que presentan un arreglo cristalino de octaedros interconectados ente si a través de las esquinas. Por su parte, las perovskitas 2D son estructuras derivadas de las anteriores que surgen como consecuencia de incluir un catión orgánico voluminoso con propiedades variadas, entre ellas, la hidrofobicidad. Nosotros desarrollaremos este tipo de perovskitas de haluro con la finalidad de proporcionar mayor estabilidad”.

Rodríguez Romero estudió la Licenciatura en Química Industrial en la Universidad Autónoma de Tlaxcala y el doctorado en Ciencias Químicas en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional.

Esta sesión fue transmitida por las redes sociales de la Facultad de Química y fue presentada por el titular de la SAIP, Miguel Costas Basín.

José Martín Juárez Sánchez

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte