La diversidad genética en las plantas les permite adaptarse a nuevos ambientes

Seminario del Departamento de Bioquímica

La diversidad genética en las plantas les permite adaptarse a nuevos ambientes, por ello, si las plantas no se cruzan con individuos diversos, en cierta generación empiezan a aparecer defectos genéticos como la esterilidad o infertilidad a nivel biológico, señaló el académico de la Facultad de Química, Felipe Cruz García.

El también secretario académico de Investigación y Posgrado de la FQ dictó la ponencia La diversidad es la clave del éxito: su respaldo genético y bioquímico, como parte de los seminarios del Departamento de Bioquímica, en la cual ofreció un panorama sobre el trabajo de investigación que lleva a cabo en el área de la Bioquímica.

El especialista, quien cuenta con un Doctorado en Bioquímica por la UNAM y un Posdoctorado en Biología Molecular por la Universidad de Missouri (Estados Unidos), explicó en su presentación que la endogamia (reproducción entre individuos de ascendencia común) tiene efectos negativos no sólo en plantas y, por el contrario, la fecundación cruzada (cruce entre individuos no emparentados genéticamente) lleva a tener especímenes diferentes con capacidad para adaptarse a ambientes diversos, porque propicia una complementación alélica de padres y madres.

Tras explicar distintos procesos de reproducción en plantas, Cruz García indicó que, en casos de cruzas no compatibles en estas especies, se da un rechazo del polen: “Esto se sabe desde hace mucho tiempo, sin embargo, la pregunta es de qué depende exactamente que pase eso”, apuntó el 22 de febrero en el Auditorio del Conjunto E.

En este sentido, el universitario destacó que con su grupo de investigación del Departamento de Bioquímica de la FQ, estudia uno de los mecanismos genéticos que promueven la diversidad genética en las plantas, en particular, lo relacionado con las interacciones polen-pistilo que participan en la identificación y el rechazo del polen propio (incompatibilidad sexual).

En esta línea de investigación, el grupo de trabajo de Cruz García está interesado también en la identificación de genes modificadores y en cómo los productos de éstos constituyen la vía Bioquímica del rechazo del polen en las plantas.

En estos estudios, se ha logrado identificar que el gen o proteína NaStEP tiene un alto potencial de participar en el rechazo del polen. En esta parte, explicó Cruz García, la investigación está encaminada a evaluar la función de NaStEP en la autoincompatibilidad en algunas plantas transgénicas.

José Martín Juárez Sánchez

También podría interesarte