Obtiene Química cinco oros y un bronce en luchas asociadas

Durante los Juegos Universitarios 2019-2020

Alumnos de la Facultad de Química sumaron cinco medallas de oro y una de bronce durante los Juegos Universitarios de luchas asociadas, temporada 2019-2020, celebrados en el Frontón cerrado de Ciudad Universitaria en noviembre pasado.

Arturo Germán Cruz Herrera, quien estudia el noveno semestre de Ingeniería Química, luchó contra un contendiente de la Facultad de Ingeniería en la categoría grecorromana y se llevó el oro tras ganarle mediante toque. En entrevista, comentó que “representar a la FQ en este tipo de competencias te da un sentido de pertenencia; sin embargo, al final todos somos UNAM y esto sólo es un reconocimiento al esfuerzo.”

Por su parte, la alumna de octavo semestre de Ingeniería Química, María Fernanda Peña Salazar, salió victoriosa después de luchar contra su símil de Psicología en la categoría de 50 kilogramos. “Ganar en los Juegos Universitarios es el primer paso para seguir preparándome para llegar a la Universiada con un mejor nivel”, apuntó la competidora.

Por otro lado, Fabiola Nieto Camacho cursa el noveno semestre de la licenciatura en Química y ganó el primer lugar de la categoría de 57 kilogramos. La luchadora universitaria mencionó que lleva seis años practicando deporte: “Me gusta participar en esta competencia representando a la Facultad de Química ya que he pasado casi cinco años aquí; es como representar a tu familia”.

Magaly Pelayo Rojas, quien compitió en la categoría de 53 kilogramos, ganó la medalla de oro después de vencer a su contrincante de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. La estudiante de Ingeniería Química cursa el noveno semestre y para ella la lucha es una manera de autoconocerse. “La lucha te da la posibilidad de eliminar el estrés y la frustración, así como sacar tus emociones, tanto positivas como negativas; es un deporte que requiere disciplina y constancia”.

El quinto oro correspondió a María de Jesús Macías Heredia, alumna de posgrado, quien venció a su contrincante de la Facultad de Arquitectura en la categoría de más de 76 kilogramos.

En la categoría de 72 kg participó Sarahí Noemí Hernández Cortés, quien cursa cuarto semestre de la carrera de Química Farmacéutico Biológica. Ella obtuvo tercer lugar, medalla de bronce, después de caer ante Filosofía y Arquitectura, quienes se llevaron los primeros dos lugares. La alumna más joven comentó que combatir siendo principiante ha sido lo más difícil. “Cuando inicias tienes más derrotas que victorias, entonces debes enfrentarte a la frustración y encontrar motivaciones para volver a luchar”, refirió la universitaria.

La lucha olímpica se divide en tres ramas: femenil, libre (en las que se utiliza activamente todo el cuerpo y se pueden hacer ataques a las piernas) y grecorromana, donde sólo se pueden hacer acciones de pie y utilizar de la cadera hacia el tronco. Existen diferentes categorías de peso corporal para mantener la igualdad de circunstancias. El principal objetivo es someter al oponente, llevar sus dos omoplatos al colchón mediante llaves, desbalances y proyecciones que acumulan puntos, o mediante toque, con el que se obtiene el gane automáticamente.

Khalid Alfredo Hernández Páez

También podría interesarte