Participa la FQ en el III Foro Anual Conocimiento Integral de la Regulación Sanitaria de los Dispositivos Médicos

Organizado por CANIFARMA

Con la participación de representantes del Gobierno Federal, instituciones de salud y la academia, así como de la industria nacional e internacional, la Facultad de Química de la UNAM y la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) organizaron el III Foro Anual Conocimiento Integral de la Regulación Sanitaria de los Dispositivos Médicos.

Este Foro se llevó a cabo del 28 al 30 e incluyó conferencias y mesas redondas a fin de abordar un análisis completo sobre los dispositivos médicos. Se abordaron temas decisivos para detonar la innovación en este sector mediante la traslación de la investigación hasta el mercado y tópicos adyacentes como la regulación sanitaria y tecnovigilancia.

Los dispositivos médicos son definidos como: la sustancia, mezcla de sustancias, material, aparato o instrumento (incluyendo el programa de informática necesario para su apropiado uso o aplicación), empleado sólo o en combinación en el diagnóstico, monitoreo o prevención de enfermedades en humanos o auxiliares en el tratamiento de las mismas y de la discapacidad, así como los empleados en el reemplazo, corrección, restauración o modificación de la anatomía o procesos fisiológicos humanos.

Incluyen a los productos de las siguientes categorías: equipo médico, prótesis, órtesis, ayudas funcionales, agentes de diagnóstico, insumos de uso odontológico, materiales quirúrgica.

Al participar en esta actividad, la académica y jefa de la Unidad de Investigación Preclínica (UNIPREC) de la FQ, María Isabel Gracia Mora, dictó la conferencia De la investigación al mercado, la vida del dispositivo médico, en donde indicó que el primer paso para lograr un desarrollo “es generar una idea, lo cual en esta área recae en la investigación biomédica básica”.

Lo siguiente, añadió, es la etapa de la preclínica regulada, la cual implica las pruebas de eficacia, calidad y biocompatibilidad que se deben cumplir, donde entra lo que se conoce como buenas prácticas de laboratorio (sistema de gestión de calidad); en México, precisó la especialista, esta parte es regulada por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), de manera armonizada con los principios dictados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Más adelante, continuó Isabel Gracia Mora, “vienen las pruebas clínicas y, después, el siguiente paso es llegar al mercado, lo cual implica en medicamentos la farmacovigilancia y, en el caso de los dispositivos médicos, la tecnovigilancia”.

En la Facultad de Química, apuntó también la universitaria, se tiene a la UNIPREC, unidad que tiene la capacidad de hacer pruebas de eficacia y bio-compatibilidad; además, agregó, a través del Patronato de la Facultad, se cuenta con una unidad de vinculación con la industria que permite agilizar los servicios al sector productivo: “Se puede hacer innovación en México, pero se debe hacer bien y ello implica conocer este camino y recorrerlo”, concluyó la docente de la FQ.

Inauguración

El Foro fue inaugurado por la directora adjunta de Desarrollo Tecnológico e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), Delia Aideé Orozco, quien destacó la importancia de la vinculación entre el sector productivo, el gobierno y la academia “para impulsar el crecimiento del país y las bases más sólidas de la investigación nacional”.

La salud, añadió Orozco, no sólo es uno de los temas más importantes del país, sino una de las cuestiones más relevantes para el CONACyT, pues “es un área primordial que impacta a otros sectores, porque sin salud no hay población que se pueda beneficiar de los esfuerzos gubernamentales. Consideramos importante darle la bienvenida a la innovación con la colaboración, para catalizar las transformaciones en el país en beneficio de la sociedad, sin descuidar el medio ambiente”.

Por su parte, el coordinador de Servicios de Salud y Cuidados Personales de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, José Gabriel Ramírez Ramírez, dijo que México ocupa el primer lugar como exportador en América Latina en materia de dispositivos médicos, de los cuales, añadió, existen más de 10 mil tipos.

Finalmente, Guillermo Funes, de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), señaló que los dispositivos médicos “son el sector del ramo sanitario donde se da un mayor avance tecnológico y además incluyen el tema de la prevención de la salud, por eso un encuentro como éste es fundamental; debe ser un área prioritaria donde deben invertir empresas y gobiernos”.

En la inauguración del encuentro estuvieron presentes Raúl Flores, Alejandro Paolini, Sergio Domínguez y Samantha Rendón, integrantes de diferentes secciones de Dispositivos Médicos de CANIFARMA.

En el encuentro se llevaron a cabo conferencias como Investigación biomédica básica, dictada por Carlos Viesca Treviño, de la Facultad de Medicina de la UNAM; Análisis de riesgo e innovación, por Agustín Carrillo García, vicepresidente de Dispositivos Médicos de CANIFARMA, y Retos y perspectivas de la investigación en México para Dispositivos Médicos, por Víctor Sánchez Trejo, director de la Oficina de Transferencia Tecnológica Pragmatec, así como la mesa de diálogo La triple hélice de la Innovación.

José Martín Juárez Sánchez

También podría interesarte