Se gradúa el primer estudiante del Programa de Cotutela entre la Universidad Paul Sabatier de Francia y la UNAM

Pablo Labra obtuvo el doctorado en Ciencias Químicas por ambas instituciones

El egresado de la Facultad de Química, Pablo Labra Vázquez, se graduó como el primer estudiante del Programa de Cotutela entre la Universidad Paul Sabatier, de Francia, y el Doctorado en Ciencias Químicas de la UNAM, con lo que obtuvo el grado de Doctor en Ciencias Químicas, otorgado por ambas instituciones, con mención honorífica.

Para Pablo Labra, quien sustentó su examen doctoral el 20 de octubre, este Programa de Cotutela ofrece a los estudiantes de posgrado un gran abanico de oportunidades, pues se realiza investigación dentro de grupos internacionales, con lo que se tiene acceso a una mayor variedad de equipos y técnicas; “además, el Programa abre a los estudiantes las puertas de una cultura distinta a la nuestra, con una historia, tradiciones y costumbres diferentes, al igual que otras formas de abordar los problemas y retos de la vida moderna”.

En entrevista, el universitario resaltó la importancia de que los estudiantes de doctorado se formen en programas como éste, pues se fomenta la formación de científicos capaces de abordar problemáticas desde una perspectiva global. 

“Es evidente la necesidad de establecer vínculos internacionales o globales para resolver las problemáticas más serias que atravesamos como especie, como el cambio climático, la contaminación de la atmósfera, de los océanos y otros ecosistemas, así como las fuertes problemáticas y desigualdades sociales que hacen insostenible a largo plazo la vida moderna”, señaló. 

Labra Vázquez expresó que, aunque actualmente incorporarse al Programa de Cotutela es un proceso más directo, en su caso fue complejo, pues se trataba de la primera vez que esta modalidad de doctorado sería aprobada en la UNAM, lo cual hizo necesaria la creación de todo el marco administrativo y legal que requirió la participación de ambas universidades. 

En ese sentido, reconoció la contribución de los coordinadores del Posgrado en Ciencias Químicas, tanto de Adela Rodríguez Romero como de Emilio Orgaz Baqué, así como la de Eric Benoist y Azzedine Bousseksou por parte de la Universidad Paul Sabatier de Toulouse, Francia, y del Laboratoire de Chimie de Coordination (LCC), respectivamente.

“Es indispensable reconocer los importantes esfuerzos por parte de mis asesores de tesis, Norberto Farfán (FQ-UNAM) y Pascal Lacroix (LCC), quienes me han apoyado durante todo el proceso”, indicó. Para la realización de la estancia en Toulouse, Labra contó con apoyo financiero del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, a través del Laboratorio Internacional Asociado (LIA) México-Francia, así como de la UNAM y del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), de Francia.

El programa académico que cursó Pablo Labra abarcó cuatro años, en los cuales desarrolló su investigación doctoral. Tres años transcurrieron en el Laboratorio F-204 de la FQ, dirigido por Norberto Farfán, y el año restante realizó la estancia académica en Francia, con el Équipe R del LCC, dirigido por Isabelle Malfant.

“Considero que el doctorado en cotutela presenta fuertes retos personales y profesionales: puede llegar a ser difícil mantener relaciones saludables con los seres queridos a pesar de la distancia, así como establecer nuevas relaciones con personas de culturas totalmente distintas. Pienso que la cotutela representa un reto profesional, ya que pone a prueba nuestras capacidades en un ambiente por completo diferente al que estamos acostumbrados”, apuntó más adelante Labra Vázquez.

Para él fue valioso darse cuenta además de que la formación que ofrece la UNAM, y en particular la FQ, está al nivel de prestigiosas universidades europeas, ello lo hizo sentir “aún más orgulloso de haber sido formado en esta casa de estudios. A pesar de que la experiencia puede parecer desafiante, el crecimiento personal y profesional, asociado a enfrentar estos retos, hacen que el programa valga definitivamente la pena”.

En su opinión, la principal ventaja de este Programa es que al contar con dos títulos de doctor se abren oportunidades profesionales, tanto en México como en Europa, con lo que mejoran las perspectivas laborales en un mundo globalizado. Además, añadió, el Programa de Cotutela permite establecer relaciones con investigadores y colegas de todo el mundo, lo cual ofrece nuevos puntos de vista y coyunturas para resolver problemas específicos relacionados con la investigación doctoral. 

Labra Vázquez fue recientemente seleccionado por un consorcio de laboratorios franceses y contratado por el CNRS para trabajar como investigador postdoctoral durante dos años: “Transcurrido este tiempo, me gustaría volver a México y desempeñarme como investigador o profesor-investigador en alguna institución de educación superior”, expresó. 

Pablo Labra Vázquez obtuvo el título de químico farmacéutico biólogo, en 2014, y el grado de maestro en Ciencias Químicas (con honores), en 2016, ambos por la UNAM. Ha realizado estancias de investigación en el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona y en el LCC de Toulouse. 

Es autor o coautor de 13 artículos científicos y de un capítulo de libro; ha dirigido o codirigido siete tesis de licenciatura. Se formó como profesor en el Subprograma 121 de la FQ, donde ha impartido en dos ocasiones el curso de Laboratorio de Química General I. 

José Martín Juárez Sánchez

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte