Homenaje al Dr. José F. Herrán Arellano

Académico visionario que impulsó la transición de la Escuela Nacional de Ciencias Químicas (ENCQ) a Facultad de Química, al consolidar la investigación y contribuir a la fundación del Posgrado en esta entidad, el ex director José Francisco Herrán Arellano fue homenajeado por la comunidad de esta entidad de la UNAM e investigadores nacionales egresados de la misma.

Durante el Simposio en Homenaje al Dr. José F. Herrán Arellano. Forjador del Posgrado y nuestra Facultad, realizado el pasado 19 de noviembre en el Auditorio B de la FQ, con motivo del centenario del nacimiento de este científico y del 50 Aniversario del Posgrado en esta entidad académica, el distinguido universitario fue recordado por amigos, familiares, discípulos y compañeros.

En esta ceremonia, el Director de la FQ, Jorge Vázquez Ramos, señaló que esta casa pasó de Escuela a Facultad “en buena medida gracias al trabajo de José F. Herrán”. Fue un cambio enorme, pues en esta Escuela se enseñaba la Química de manera pragmática y profesional, pero “al transformarse en Facultad se hizo también investigación y se impartieron maestrías y doctorados, con lo cual se transformó en una Institución diferente”, afirmó.

“Hoy somos la Facultad de Química que Herrán soñó”, aseveró Vázquez Ramos. Gracias a él se operó un cambio definitorio al abrir la posibilidad de que más jóvenes realizaran estudios de posgrado en el extranjero, muchos de los cuales luego se incorporaron a esta Facultad y le dieron el gran impulso que la ha consolidado como una de las facultades del ramo más exitosas de Iberoamérica, con gran productividad científica y generadora de profesionales brillantes en todas las áreas.

Por su parte, el Profesor Emérito de la UNAM, José Luis Mateos Gómez, expresó que “José F. Herrán fue para mí y para muchos, maestro, compañero y amigo. Para ser un buen maestro hay que tener la pasión y la vocación correctas, y no hay duda que él las tenía”. Fue “un personaje inolvidable, compartimos opiniones, alegrías, preocupaciones e incluso cuestiones personales. Agradezco en verdad este homenaje y ojalá el maestro Herrán hubiera vivido cien años y estuviera aquí sentado, con la gran sonrisa que acostumbraba”, añadió.

Al hacer la semblanza del homenajeado, el docente de la FQ, Felipe León Olivares, recordó que el pasado 9 de febrero se cumplió el primer centenario del nacimiento de José F. Herrán Arellano (1915-1983), quien se formó como químico en la ENCQ entre 1934 y 1936, y en 1947 se incorporó a la Escuela de Graduados de la UNAM, donde se doctoró en 1952.

“Herrán impulsó la investigación con gran entusiasmo y generó importantes proyectos con sus discípulos en el Instituto de Química, ubicado en la Torre de Ciencias, ya en Ciudad Universitaria”, rememoró. Bajo la rectoría de Ignacio Chávez se instituyó un programa de formación de profesores para que las escuelas de la Universidad se transformaran en facultades, lo que obligó a Francisco Díaz Lombardo, entonces director de la Escuela Nacional de Ciencias Químicas, a buscar quién coordinara estos proyectos. El doctor Herrán aceptó colaborar y dejar el Instituto de Química en 1964.

Hijo del ilustre pintor Saturnino Herrán (1887-1918), José Francisco Herrán fue también presidente de la Sociedad Química de México y de la Academia de la Investigación Científica. En esta última, en 1963, fue presidente y uno de sus logros fue gestionar importantes recursos económicos para la Academia, expuso el historiador.

Felipe León también refirió que el Consejo Universitario, en su sesión del 29 de julio de 1965, aprobó la transición de la ENCQ a Facultad. “Manuel Madrazo designó al doctor Herrán como jefe de la División de Estudios Superiores”. Durante su gestión, agregó, se crearon ocho maestrías y se consiguió el equipo necesario para llevar a cabo la investigación. Al frente de esta División, promovió a un numeroso grupo de estudiantes a realizar su posgrado en el extranjero, como parte del programa de formación docente y de investigadores que hizo frente a los retos a la enseñanza e investigación en la naciente Facultad.

En 1979, abundó, al terminar su gestión como Director de la FQ, José F. Herrán fue designado Profesor Emérito de esta Facultad. Entre 1980 y 1983, fue miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM. “Fue un académico visionario que, desde su lugar social, impulsó el desarrollo de la investigación científica y tecnológica”, dijo.

Académico visionario

La hermana del homenajeado, Margarita Guzmán Arellano, relató las experiencias personales, académicas y profesionales que vivió junto a José F. Herrán, a quien consideró un apoyo incondicional, un guía y un segundo padre. También el hijo del homenajeado, Saturnino Herrán Gudiño –quien lleva el nombre de su abuelo, el pintor Saturnino Herrán–, reflexionó sobre los años de su padre como Director: “Se democratizó la Facultad y se dieron formas novedosas de aplicar el presupuesto y de abrirse al exterior pero, sobre todo, de enviar a los jóvenes más brillantes, cada vez en mayor número, a hacer posgrados fuera del país con el compromiso de regresar a la Institución”, apuntó.

José F. Herrán fue uno de los impulsores para crear el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), así como la Academia Mexicana de Ciencias. No es casualidad, expresó Herrán Gudiño, que de los primeros proyectos que financió el CONACyT para investigación en la UNAM, sólo los de Química se concretaron y funcionaron con éxito.

Más adelante, la profesora del Departamento de Química Orgánica de la Facultad, Elvira Santos Santos, describió al maestro Herrán como “un gran maestro, sus clases eran inolvidables, amenas, donde intercalaba anécdotas y bibliografías de los grandes químicos. En la segunda ocasión como director interino del Instituto de Química en 1963 –continuó Santos Santos–, José Herrán decidió ampliar el posgrado y organizó cursos de nivel intermedio entre licenciatura y el doctorado. Cuando fue jefe de la División de Estudios de Posgrado y luego Director de la Facultad, una multitud de jóvenes hacía antesala para hablar con él, pues era una persona generosa”.

En tanto, el profesor del Departamento de Fisicoquímica de la FQ, Jesús Gracia Fadrique, destacó que José F. Herrán formó parte de una generación que hizo suyos los ideales de soberanía de la Revolución Mexicana, lo que permeó todas sus decisiones y actividades profesionales.

Asimismo, el docente de la Universidad Autónoma de Querétaro, Gabriel Siade Barquet, reconoció que José F. Herrán supo generar estrategias, que permiten reconocerlo como quien le dio a la Institución la posibilidad de enseñar la Química que repercutió en el país, al concebir “que realizáramos nuestras tesis doctorales o en ocasiones, estudios de doctorado en el extranjero”.

Fortalecer la investigación

Durante su participación, María Eugenia Noguez, del Departamento de Ingeniería Química Metalúrgica, consideró fundamental el apoyo del maestro Herrán a esta instancia de la FQ. “Reconoció el potencial de esta área en la Facultad de Química y en el país, lo cual refleja sus rasgos como ser humano y líder poco común. Era una persona informada, inteligente, con una visión y misión universitarias muy claras, expuso. Asimismo –añadió–, tenía un claro compromiso hacia el bien común”.

Al tomar la palabra, el profesor del Departamento de Química Analítica, Alain Quéré Thorent, dijo que José F. Herrán, ya como Director de la Facultad, comenzó a renovar y actualizar la cátedra de análisis químico e inició laboratorios de investigación en este campo. A través de un proyecto de colaboración franco-mexicana, cuatro jóvenes franceses llegaron a la Facultad, asignados a la División de Estudios Superiores, quienes tuvieron como principal labor dotar de conocimiento a los profesores de Química analítica, así como establecer una enseñanza para los estudios de posgrado.

En su oportunidad, Alejandro Blanco Labra, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados Irapuato, recordó que de 1971 a 1975, en el Departamento de Bioquímica de la FQ se graduaron numerosos egresados, con lo que se pudo construir uno de los posgrados más productivos de la UNAM, gracias a la confianza y apoyo del Director José F. Herrán, quien veía la necesidad de que se desarrollaran conocimientos en Bioquímica para apoyar la productividad nacional en este campo. “Esta área en la Facultad ha hecho una gran labor en buena parte gracias a su impulso”, puntualizó.

La profesora del Departamento de Química Inorgánica y Nuclear, Lena Ruiz Azuara, señaló que en la década de 1970, José F. Herrán tuvo la visión de formar recursos humanos en todas las áreas de la Química: “Vi cómo el profesor Herrán apoyó a los jóvenes universitarios a realizar estudios de posgrado en el extranjero, para obtener nuevos conocimientos y fortalecer en México esos diferentes campos”. Ratificó la personalidad de José F. Herrán como excelente maestro, sólido científico y visionario que forjó esta Facultad.

También podría interesarte