Presentan egresados de la FQ la labor que realizan en la industria farmacéutica e investigación

Tercera sesión del Simposio Nuestros egresados en el mundo

Para hablar sobre su labor en la fabricación de vacunas contra la COVID-19, así como en la revisión de fármacos e investigación en quimioinformática y organocátalis, Sergio Valentinotti Marelli, Eli Fernández de Gortari, María Teresa Gutiérrez Lugo y Carlos Zepeda Velázquez participaron en el simposio en línea Nuestros egresados en el mundo, el cual se realiza en el marco del 105 Aniversario de la Facultad de Química.

En esta tercera sesión, transmitida el 8 de octubre en los canales oficiales de Facebook y YouTube de la FQ, los académicos Eduardo Bárzana García, ex secretario General de la UNAM; Rachel Mata Essayag, Profesora Emérita; José Luis Medina Franco y Alfonso Lira Rocha, del Departamento de Farmacia de la Facultad, presentaron una breve semblanza de los ponentes. 

Sergio Valentinotti Marelli, egresado de la carrera de Ingeniería Química y quien actualmente es director del área de Ciencias de la Vida de Laboratorios Liomont, impartió la conferencia Autosuficiencia en la producción de vacunas en México y América Latina: retos y oportunidades, en donde habló sobre la fabricación en el país de la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19.

Sobre la labor que realizan en esta compañía, el investigador sostuvo que “pensar en cómo podemos fabricar más vacunas en nuestra región y no sólo ser compradores es un pilar de la Salud Pública, pues hoy dependemos al cien por ciento del extranjero, lo cual es preocupante” apuntó.

Comentó que en México se pudo llevar a cabo la fabricación de la vacuna de AstraZeneca, debido a que la tecnología desarrollada por la Universidad de Oxford está creada para ser producida en plantas farmacéuticas en donde se realiza cultivo celular, anticuerpos monoclonales, productos inyectables y estériles. 

“Lo hizo desde el primer SARS de los años 2000, cuando diseñaron una vacuna basada en Adenovirus; luego, para el segundo coronavirus de importancia, el MERS, y ahora para el SARS-CoV-2, lo cual permitió la creación de una plataforma y salir pronto, aunado a la visión del requerimiento de que su distribución y producción fuera sin fines de lucro, lo que la hace la vacuna más económica en circulación”, agregó. 

Destacó que en países de América Latina se tiene la capacidad para producir otras vacunas y productos que podrían dar autosuficiencia a esta región. 

 

Quimioinformática

 

Eli Fernández de Gortari, egresado de la licenciatura de Química y quien actualmente trabaja en el área de Toxicología computacional en el Grupo Nanosafety, en el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, en Portugal, dictó la conferencia Entre la quimioinformática y la nanotecnología. 

Durante su presentación, Eli Fernández –quien obtuvo los grados de maestro en Ciencias Químicas y doctor en el área de Quimioinformática aplicada al diseño de fármacos en la FQ– habló sobre el proyecto de investigación que realizó en las universidades de Michigan y de Minnesota acerca de la enfermedad de fallo cardíaco o mejor conocida como insuficiencia cardíaca, padecimiento importante a nivel mundial por el número de casos registrados y del cual “no hay medicamentos que ayuden a esta enfermedad directamente”, declaró. 

Por ello, el egresado dijo que es importante estudiar cuáles son los mecanismos moleculares por los cuales se desarrolla el fallo cardíaco y las desregulaciones que se dan.

El investigador mencionó que se enfocaron en estudiar la proteína SERCA, ATPasa de calcio, la cual tiene capacidad de transportar este mineral contra gradiente, debido a que se ha detectado que los enfermos presentan altos niveles del inhibidor endógeno fosfolambano y, además, tienen una reducción de la proteína. “Desregulación que se genera en el flujo de calcio para generar la palpitación normal del tejido cardiaco y muscular”, agregó.

A través de dinámica molecular, continuó Fernández de Gortari, se hizo la restricción analizando posibles sitios, publicados en la literatura, que podían regular la actividad de SERCA. 

También, Eli Fernández señaló que en el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología actualmente trabaja en el área de materiales y fue invitado a colaborar en el proyecto ReFusion, el cual consiste en funcionalizar nanopartículas. 

 

Regulación de fármacos 

 

Por su parte, María Teresa Gutiérrez Lugo, jefa del Departamento de Aseguramiento de Calidad, Eficacia y Seguridad de Productos Biotecnológicos en el Centro de Evaluación e Investigación de Fármacos y Productos Biológicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), dictó la conferencia Regulación de medicamentos: un área profesional alternativa.

La egresada de la carrera de Química Farmacéutica Biológica en la FQ y quien realizó una estancia posdoctoral en la Universidad de Arizona, dijo en su presentación que el objetivo principal en el proceso de revisión de fármacos es asegurarse que éstos son seguros y efectivos, y para lograrlo, añadió, se realiza una revisión a través de un riguroso proceso de evaluación, que incluye muchos elementos del desarrollo clínico y químico.

“Este proceso implica estudios preclínicos con animales y humanos voluntarios, así como fases en donde se busca determinar la dosis necesaria para que sea efectivo el fármaco con los menores niveles de toxicidad posibles. En fases posteriores se llevan a cabo pruebas con un mayor número de personas que presentan la enfermedad para la cual se desarrolla el fármaco; en esta parte ya se empieza a ver la eficacia; en todas las fases se monitorea la seguridad; más adelante, también se evalúan efectos secundarios”, explicó.

Los químicos, indicó Gutiérrez Lugo, están en todas las fases del desarrollo de fármacos; “para participar de esa manera es necesario tener conocimientos técnicos en manufactura, en ciencias farmacéuticas, en materia de regulaciones y políticas, pero además tenemos que ser muy críticos, porque las compañías van a decir que todo está bien, pero nuestro trabajo es hacer preguntas y cuestionar”.

Asimismo, comentó, es necesario tener claro qué es la industria farmacéutica; es un ambiente diferente al académico, es un negocio, y eso se debe tener siempre presente. A los estudiantes les recomendó tener una mentalidad abierta y no temer a estar fuera de la zona de confort; “sean ambiciosos y tomen riesgos, pero que sean calculados, y pongan tanto el conocimiento como el trabajo duro”.

 

Organocatálisis

 

Finalmente, Carlos Armando Zepeda Velázquez, quien cursó la licenciatura en Química Farmacéutico Biológica en la Universidad La Salle, realizó su maestría en Química Orgánica en la UNAM e hizo estudios de doctorado en la Universidad McMaster de Canadá, habló sobre las líneas de investigación en donde ha trabajado y lo que desarrolla actualmente en Treventis Corporation, de Canadá, empresa donde labora.

Zepeda Velázquez explicó que trabaja en el área de organocatálisis con reacciones aldólicas, para formar centros quirales que se puedan controlar, para después buscar realizar compuestos. “La ventaja de la organocatálisis es que las moléculas que se utilizan son orgánicas, por lo que no es necesario tener metales presentes para hacer investigación”, indicó. Con esta línea de investigación llevó a cabo un proyecto para desarrollar un compuesto anticancerígeno; más adelante trabajó más en el área de Química farmacéutica.

Zepeda Velázquez recomendó a los estudiantes tomar cursos de redacción, lectura rápida y manejo de proyectos, pues, dijo, estos ayudan mucho en el trabajo científico. El universitario también logró el desarrollo de una molécula contra el cáncer, a partir de una proteína conocida como WDR5-Binder. Actualmente, añadió, en Treventis Corporation desarrolla investigación en el área de enfermedades neurodegenerativas, especialmente alrededor de la enfermedad de Alzheimer.

Yazmín Ramírez Venancio

José Martín Juárez Sánchez

 

El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el punto de vista del Editor, ni de la UNAM. Se autoriza la reproducción parcial o total de los contenidos de la publicación, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales. Para otro tipo de reproducción comunicarse con la Lic. Verónica Ramón Barrientos, coordinadora de Comunicación de la Facultad de Química, al correo: socialmediafq@unam.mx
También podría interesarte