Recolectan más de 11.7 toneladas de plástico en el primer Plastianguis Estudiantil

Trabajo conjunto de la FQ, Braskem Idesa y ANIQ-CIPRES

Más de 11.7 toneladas de residuos plásticos se recolectaron en la primera edición del Plastianguis Estudiantil CDMX, con sede en la Explanada del Edificio A de la Facultad de Química de la UNAM. Esta actividad se llevó a cabo el 16 de marzo para mejorar la imagen del plástico y posicionar su valor post-consumo ante la población general y la comunidad universitaria.

Plastianguis es un programa organizado por la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), por medio de su Comisión de la Industria del Plástico, Responsabilidad y Desarrollo Sustentable (CIPRES); nació en 2015 con el objetivo de impulsar la educación de identificación y valorización de los residuos plásticos, fomentando en la sociedad su acopio para el reciclaje, a través de facilitar el acceso a una infraestructura itinerante para dicho acopio.

Durante la apertura del Plastianguis tomó la palabra el Director de la FQ, Jorge Vázquez Ramos, quien dijo que ésta es una colaboración importante con la ANIQ y la asociación empresarial Braskem Idesa, por ser un encuentro relacionado con la Química y la sustentabilidad: “El ser humano se caracteriza por inventar cosas y los plásticos son consecuencia de ello; este material fue revolucionario, es un objeto de conveniencia que ayuda en muchos aspectos de la vida; sin embargo, lo hicimos tan bien que lo hicimos para siempre y por ello contamina”, agregó.

El titular de esta entidad educativa señaló que de ahí la importancia de actividades como ésta, de educación ambiental, para saber qué se puede hacer con los residuos plásticos: “El reciclaje es la solución, pues aún pueden ser útiles, Plastianguis es una demostración de ello. La Facultad junto con la ANIQ y Braskem Idesa se asegurarán de que estos plásticos sean transformados y reutilizados; así, un porcentaje de lo considerado basura podrá ser utilizado nuevamente, tal como debe ser el ciclo virtuoso de las actividades realizadas por los químicos”.

Al acto también asistió el director de la ANIQ, Miguel Benedetto, quien dijo que la CIPRES trabaja en tres elementos principales: la conformación de un marco que permita regular las actividades industriales orientadas al uso eficiente a lo largo de la cadena de valor; el intercambio de información mediante campañas de comunicación orientadas a la sociedad, sobre el manejo adecuado de los residuos plásticos y de los diferentes productos que genera la industria, y la realización de actividades que promuevan la adopción de una cultura soportada en los principios de producción y consumo responsable.

Durante la última década, CIPRES ha promovido diversas actividades orientadas a la modificación de los hábitos de consumo y de disposición de productos que contribuyan a mejorar la gestión de los residuos generados por la sociedad, apuntó Benedetto. Por ello, desde 2015 se creó el programa Plastianguis-CIPRES, el cual se realiza anualmente mediante jornadas de intercambio de residuos plásticos, a través de favorecer su acopio y reciclaje, evitando así su mala disposición con consecuencias al medio ambiente.

En su oportunidad, el presidente de la CIPRES, Miguel Delgado, comentó que, según cifras del Gobierno de la Ciudad de México, diariamente se generan más de 12 mil toneladas de residuos, de las cuales cerca del 12 por ciento son desechos plásticos que requieren de un manejo ambiental adecuado, pero no lo reciben. Debido a esto, la ANIQ a través de la CIPRES generó el programa Plastianguis, para incentivar la cultura de reciclaje.

Delgado refirió que los plásticos están presentes en la vida cotidiana y aportan grandes beneficios, desde la Medicina, pues ayudan a que los procesos sean más higiénicos, hasta la industria automotriz, en donde gracias a la sustitución de otros materiales por plástico se ha podido reducir su peso, haciéndolos más amigables al medio ambiente. “Por estas aportaciones se debe hacer uso responsable de los plásticos, para que puedan seguir apoyando en los avances científicos y tecnológicos de una manera sustentable”, añadió.

A la ceremonia de inauguración se sumó el director general de Braskem Idesa, Stefan Lepecki, quien dijo que la asociación nació con la convicción de que podía incidir de manera favorable en la industria mexicana, a partir de la producción de polietileno, pero también con la conciencia de que su proyecto implicaba una responsabilidad social.

Por esta razón, aseguró el CEO, Braskem Idesa ha adoptado satisfactoriamente el programa Plastianguis en dos ocasiones desde 2017 en el municipio de Nanchital, Veracruz, iniciativa que es resultado del esfuerzo continuo por el reciclaje como parte esencial de su nuevo modelo: educación y refuerzo de su rol como sociedad.

Para continuar con esta estrategia, se decidió adaptar una nueva edición en la Ciudad de México, dirigida a la comunidad de la UNAM, con el propósito de contribuir a mejorar el entendimiento en cuanto al uso correcto, disposición y valor post-consumo del plástico ante la población universitaria, así como sensibilizar a las autoridades de que hay opciones en el manejo de residuos, expresó Stefan Lepecki.

El acopio de residuos en la FQ se hizo a través de plastipesos que podían ser intercambiados por materiales de apoyo a la educación como cuadernos, papelería, libros de Química, material de laboratorio, tarjetas de regalo canjeables en librerías, material tecnológico de apoyo, entre otros. A dicha causa se unieron más de mil estudiantes y más de 80 voluntarios.

Khalid Hernández Páez

También podría interesarte