Peñoles, una exitosa empresa minera mexicana

El Grupo Peñoles es el mayor productor mundial de plata afinada, bismuto metálico y sulfato de sodio, así como líder latinoamericano en la producción de oro, plomo y zinc afinados, afirmó el Director General de Servicios Industriales Peñoles y actual Presidente del Patronato de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, Jaime Lomelín Guillén.

Durante la conferencia Peñoles, una exitosa empresa minera mexicana, impartida el jueves 30 de agosto en el Auditorio A de la Facultad de Química de la UNAM, el Ing. Lomelín explicó que esta compañía es una de las minero-metalúrgicas más importantes de México, la cual ha permitido que el país sea autosuficiente en metales.

En su ponencia indicó que el grupo minero, fundado en 1887, tiene en operación nueve minas en territorio mexicano, entre ellas la más rica en plata del mundo (Fresnillo); la más próspera y la más grande de oro del país (La Ciénega y La Herradura, respectivamente), así como la de mayor tamaño en producción de zinc en México (Francisco I. Madero).

Además de las minas, dentro de sus áreas de operación, Peñoles cuenta con el complejo metalúrgico no ferroso (Met-Mex Peñoles) más importante de América Latina, el cuarto a nivel mundial, y el mayor productor de plata afinada y bismuto metálico del mundo. Cuenta también con la planta productora de sulfato de sodio de mayor tamaño a nivel mundial (Química del Rey).

En su exposición, Jaime Lomelín, egresado de la FQ, dio un amplio panorama sobre la importancia de la minería en México y en el orbe, al explicar que Grupo Peñoles, empresa 100 por ciento mexicana, es desde 1961 un grupo minero con operaciones integradas en la fundición y afinación de metales no ferrosos y en la elaboración de productos químicos.

Peñoles, dijo, se ha preocupado por llevar a cabo sus operaciones de exploración, minería, metalurgia y químicos de la manera más óptima, siempre en busca de convertirse en la empresa mexicana de su sector más reconocida a nivel mundial por la calidad de sus procesos y la excelencia de su gente.

La misión de Peñoles, que cuenta con 7 mil 619 colaboradores y cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores desde 1968, está encaminada a agregar valor a los recursos naturales no renovables en forma sustentable, aseguró durante la conferencia organizada por la Asociación de Egresados de la FQ (AEFQ).

Abundó que cuenta con procesos altamente mecanizados, con un alto índice de integridad electromecánica, los cuales proporcionan confiabilidad en la continuidad operativa y un uso racional de los energéticos. “Nuestras plantas y centros productivos gozan de certificados ISO 14000 y de Industria Limpia”, señaló.

Responsabilidad social

En presencia de Eduardo Bárzana García, Director de la FQ, y de un gran número de alumnos, profesores e investigadores, Jaime Lomelín aseveró que una constante en la vida de Industrias Peñoles es su compromiso social, por lo que a través de diferentes programas, desde hace más de un siglo, atiende los aspectos fundamentales que hoy caracterizan a las empresas socialmente responsables.

En ese sentido, Peñoles brinda las mejores condiciones de desarrollo personal y profesional a los integrantes de su planta laboral, se apega a un estricto código de ética empresarial, propicia el auto desarrollo de las comunidades en las que tiene presencia y contribuye de manera importante en el cuidado del medio ambiente.

Todo esto, continuó el Ing. Lomelín, a través de una visión de negocio sustentable, en la que el manejo y disposición adecuada de residuos, control y reducción de las emisiones de contaminantes a la atmósfera, uso óptimo del agua y la observación de las normas para descargas de aguas residuales, son fundamentales.

Durante su exposición, Jaime Lomelín reconoció que la industria minera requiere de un mayor número de profesionistas interesados en este campo, el cual aseguró, es una excelente alternativa de desarrollo profesional.

Concluyó que entre las distinciones que ha recibido Grupo Peñoles destacan el distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR), otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía por cuatro años consecutivos, debido a su compromiso público con sus grupos de interés: accionistas, clientes, personal, proveedores y comunidad.

También podría interesarte